Inicio El Pais Argentina llegó en 2019 a la tasa de donantes de órganos "más...

Argentina llegó en 2019 a la tasa de donantes de órganos «más alta en la historia»

El Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) recordó este martes que la tasa de donantes de órganos en Argentina alcanzó los 20 por millón de habitantes en 2019, lo que representa la «más alta de la historia de nuestro país», al presentar a la delegación nacional que participará de los XXII Juegos Mundiales para Trasplantados.

Esta cifra se acerca por primera vez a la del promedio anual de donantes de los países de la Unión Europea (22.3) y de Australia (20.8), destacó el Incucai. En lo que va de 2019 se realizaron en Argentina 549 procesos de donación de órganos que permitieron que 1.171 personas en lista de espera reciban un trasplante, informó.

Distinguió que del total de trasplantes realizados, 729 fueron renales, 289 hepáticos, 68 cardíacos, 44 renopancreáticos, 20 pulmonares, 11 hepatorrenales, 4 pancreáticos, 2 cardiorrenales, 2 intestinales, 1 hepatointestinal y 1 cardiopulmonar. Asimismo, el Incucai indicó que también se concretaron 1.031 trasplantes de córneas.

40 deportistas argentinos trasplantados viajan a Juegos Mundiales

Una delegación de 40 deportistas argentinos viajará la próxima semana a Inglaterra para participar de los XXII Juegos Mundiales para Trasplantados, una oportunidad para demostrar «la gran calidad de vida que llevan las personas después del trasplante y honrar a los donantes», destacaron este martes los miembros del equipo nacional.

«Desde muy chiquito ya nadaba y jugaba al básquet, y después del trasplante el médico me dijo que tenía que hacer actividad física para recuperarme», contó el nadador Hernán Sachero, vicepresidente de la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina (Adetra). 

El deportista de 40 años, que fue trasplantado de riñón hace ochos años, ya participó en tres Juegos Mundiales a los que considera un «sueño por cumplir y un desafío». «Los Juegos son una oportunidad para demostrar la gran calidad de vida que llevamos después del trasplante, para honrar a nuestros donantes y seguir promocionando la donación de órganos», resumió.

El nadador participó hoy martes de la presentación de la delegación argentina que viajará al Mundial, en una ceremonia que se desarrolló en la sede del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai). Una instancia deportiva que se disputará del 17 al 24 de agosto en las ciudades de Newcastle y Gateshead, Inglaterra, donde competirán 3.000 atletas de 60 países en más de 14 disciplinas deportivas.

La selección argentina, que ya suma 13 participaciones consecutivas, competirá en Tenis, Atletismo, Natación, Voley, Ciclismo, Squash, Golf, Tenis de Mesa, Petanque y Bowling entre otros deportes.

Una de las ciclistas del equipo nacional es Micaela Mercado, trasplantada renal dos veces, que viajará a Inglaterra y completará así su tercer mundial consecutivo. «Soy de Río Tercero, Córdoba, y empecé a hacer deportes después de mi segundo trasplante hace nueve años», comentó.

La deportista de 28 años relató que en su primer trasplante aumentó «20 kilos», por lo que en el segundo el médico le recomendó actividad física. «Me dijo que caminara y después empecé a andar en bici, hasta que mis amigos me llevaron a competir en una carrera», subrayó. «Me fasciné y eso fue lo que me llevó a más: hoy en día llego a entrenar entre 120 y 130 kilómetros los sábados», remarcó la ciclista, subrayando que llevará al Mundial «su alma competitiva». 

Entre los cuidados que sigue comentó que son los de cualquier deportista, una buena alimentación e hidratación, aunque aclaró que los trasplantados deben «cuidarse un poco más en invierno porque al tomar inmunosupresores tienen las defensas bajas».

Desde San Martín de Los Andes, provincia de Neuquén, Rosaura Escudero también estuvo este martes en la Ciudad de Buenos Aires para representar al equipo deportivo que viajará a Inglaterra. «Este va a ser mi quinto mundial y tengo los mejores recuerdos, son juegos súper emotivos. Por supuesto que también vamos a competir porque se entrena mucho para dar lo mejor, pero la idea además es compartir», subrayó la nadadora, que recibió un trasplante de hígado hace 18 años.

Describió que estos juegos representan un reencuentro con personas que tienen historias similares, y además un «agradecimiento a donantes». «Para mí en estos mundiales damos un mensaje que está bueno -y que tenemos la responsabilidad de transmitirlo- y es que se puede estar bien después del trasplante, por supuesto con los cuidados correspondientes», resaltó.

En esta línea coincidió Sachero al sintetizar: «Gracias a nuestros donantes renacemos, la energía y las ganas de vivir después del trasplante son únicas». (Télam)

Foto: Télam