Argentina no recibirá desembolso del FMI

LOS 3.000 MILLONES DE DOLARES NO LLEGARAN HASTA QUE HAYA UN NUEVO ACUERDO

El FMI no desembolsará los 3.000 millones de dólares previstos para septiembre hasta tanto se cierre definitivamente el nuevo acuerdo con la Argentina, lo cual podría ocurrir recién a fin de mes. Así lo reconocieron fuentes oficiales del Ministerio de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne, por lo adelantaron que el lunes no llegarán los fondos negociados.
La semana pasada, en Washington, Dujovne mantuvo un encuentro con la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, para firmar un nuevo acuerdo y adelantar la llegada de desembolsos.
Cuando a principios de junio se firmó el acuerdo por 50.000 millones de dólares, estaba previsto una primera entrega de 15.000 millones, lo cual se produjo el 22 de junio que fueron directamente al Banco Central para apuntalar reservas.
En medio de una fuerte corrida cambiaria, la autoridad monetaria debió resignar recursos y gran parte de ese volumen se destinó a intervenciones en el mercado financiero local.
Según el cronograma estipulado, la Argentina tenía la posibilidad de pedir otros 3.000 millones de dólares a partir de septiembre, lo cual no ocurrirá por encontrarse abiertas las negociaciones.
No obstante, voceros oficiales de Hacienda indicaron que “el desembolso que se iba a realizar en septiembre, no se realiza, porque se renegocia el programa total”.

Negociaciones.
En cuanto al cierre de las negociaciones, en Hacienda admiten que el organismo multilateral tiene sus tiempos y que el convenio definitivo debe ser refrendado por el directorio.
El apuro del Gobierno está dirigido no sólo a contar con mayores fondos para afrontar el proceso de devaluación sino también el de dar señales claras al mercado, en un momento que el dólar sigue estableciendo marcas históricas y presiona aun más sobre los precios.
Dujovne reconoció que la firma de un nuevo acuerdo “dependerá de decisiones que no son de Argentina y de cuán rápido terminemos el acuerdo técnico y cuán rápido el staff del Fondo eleve el convenio al Directorio para su tratamiento”.
Consultado acerca de la fecha en que podría alcanzarse el convenio, dijo que es “probable” que el FMI se expida a fines de septiembre.

Fiscal apeló causa.
Por otra parte, el fiscal federal Jorge Di Lello apeló el cierre de la denuncia contra el presidente Mauricio Macri por los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público, por haber firmado el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sin darle intervención al Congreso de la Nación.
Fuentes judiciales informaron que el fiscal apeló la decisión del juez federal Julián Ercolini y reclamó que la Cámara Federal reabra la investigación a partir de la denuncia presentada por el economista Claudio Lozano (Unidad Popular).
Junto al Presidente, el fiscal había imputado al jefe de Gabinete, Marcos Peña; al ministro de Economía, Nicolás Dujovne; y al presidente del Banco Central, Luis Caputo, mientras que también había pedido que se citara como testigo al jefe de Gabinete del Ministerio de Economía para que informara sobre el grado actual de ejecución del acuerdo.
La denuncia que originó la causa había sido presentada por los dirigentes Lozano y Jonatan Baldiviezo, quienes señalaron que el acuerdo con el FMI se había rubricado a pesar de que no estaba contemplado en la ley de presupuesto ni tampoco habilitado por una ley del Congreso Nacional.
Además, habían solicitado una medida cautelar para suspender la ejecución: esto es, que se ordene al Poder Ejecutivo abstenerse de futuros retiros o solicitud de fondos en el marco del acuerdo cuestionado, así como de la utilización de dinero que ya fue transferido por el FMI a las cuentas del Estado Nacional.
La imputación era por la firma del acuerdo entre el Gobierno y el FMI el 7 de junio pasado, a partir del cual el organismo internacional de crédito otorgó a la Argentina 50 mil millones de dólares por el término de tres años. Entre otras medidas, la Fiscalía había solicitado que se pidiera al Ministerio de Economía la totalidad de las resoluciones por las cuales el Gobierno contrajo deuda para el Tesoro Nacional y el Banco Central.
Al rechazar la imputación, Ercolini argumentó la vigencia de una norma preexistente a la reforma constitucional del 1994 y que fue incluida en el anexo I de la ley 26939, a partir de la cual consideró que el Poder Ejecutivo no necesitaba el aval del Congreso de la Nación para acordar con el FMI.
Ahora, Di Lello pidió determinar si el Digesto Jurídico se encuentra vigente y se solicitó a la Comisión Bicameral Permanente que informe las condiciones en la que se encuentra. (NA)