Argentina depositó a bonistas

El Gobierno depositó ayer 161 millones de dólares por intereses de los Títulos de Deuda Bonos Par emitidos en los canjes de reestructuración de deuda soberana de los años 2005 y 2010 sujetos a la legislación del estado de Nueva York (Estados Unidos), Inglaterra y Gales.
El depósito fue realizado en las cuentas fiduciarias Fondo Ley 26984 – Pago Soberano de Deuda Reestructurada en Dólares Estadounidenses y Fondo Ley 26984 – Pago Soberano de Deuda Reestructurada en Euros (las cuentas fiduciarias) de Nación Fideicomisos S.A., en su carácter de fiduciario del Contrato de Fideicomiso Pago Soberano – Ley 26984″ de fecha 22 de septiembre de 2014 entre la República Argentina y el Fiduciario, abiertas en el Banco Central de la República Argentina de conformidad con el artículo 4 de la Ley 26984 de Pago Soberano”, informó el Ministerio de Economía a través de un comunicado de prensa.
De acuerdo al contrato de fideicomiso y a lo establecido en la Ley 24441, el depósito de fondos en las cuentas fiduciarias perfecciona su cesión irrevocable en propiedad fiduciaria al fiduciario en beneficio de los tenedores de los correspondientes títulos de deuda (los bonistas).
Es decir, desde el momento de su depósito, los fondos “dejan de ser propiedad de la República Argentina y constituyen bienes fideicomitidos”.
El contrato de fideicomiso contempla que dichos fondos serán aplicados por el fiduciario exclusivamente al pago de los servicios de los títulos de deuda de los bonistas.
De esta manera, “la República Argentina ratifica una vez más su compromiso inquebrantable de cumplir todas sus obligaciones respecto de los bonistas y contribuir mediante las medidas que estén a su alcance a preservar su derecho a cobrar las sumas que les corresponden bajo los títulos de deuda, el cual se encuentra indebidamente obstaculizado por el incumplimiento de The Bank of New York Mellon de sus obligaciones como agente fiduciario del Trust Indenture de fecha 2 de junio de 2005, modificado el 30 de abril de 2010, entre la República Argentina y The Bank of New York Mellon”.

Cuestionan fallo.
Legisladores, ministros, economistas y especialistas en Derechos Internacional cuestionaron ayer el fallo del juez neoyorquino Thomas Griesa quien el lunes declaró en desacato al país y sostuvieron que se trata de una medida judicial que, en la práctica, no tendrá ningún tipo de consecuencias para la Argentina.
Griesa convalidó un nuevo pedido realizado por los fondos buitre al considerar que Argentina llevó adelante acciones “ilegales” que violan sus órdenes -aunque no anunció sanciones ni multas- lo que generó la reacción del gobierno nacional que, a través de la Cancillería, salió a advertir que la decisión de declarar a Argentina en desacato “es violatoria del derecho internacional, de la Carta de las Naciones Unidas y de la Carta de la Organización de los Estados Americanos”.
Ayer a la mañana, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó que la decisión del juez neoyorquino no tiene “ningún tipo de razón, fundamento ni impacto” en el país, y consideró que las medidas del magistrado son “un verdadero galimatías jurídico”, que con cada medida que toma “empeora la anterior”.
Otro de los ministros nacionales que refirió al fallo de Griesa fue el titular de la cartera de Justicia, Julio Alak, quien aseguró que se trata de una decisión judicial de “un juez de una provincia que está atentando contra la soberanía de un Estado”, por lo que enfatizó que “es un fallo absolutamente condenable” que pone de manifiesto “la injerencia del poder financiero en la justicia”.
El presidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, señaló que no le sorprende la decisión tomada por el juez norteamericano, dado que “tiene una parcialidad absolutamente manifiesta a favor de los fondos buitre” y la declaración de “desacato” forma parte de una “lamentable saga” de decisiones parciales. (Télam)

Estados Unidos monitorea
El gobierno de Estados Unidos sostuvo ayer que está “al corriente” de la decisión tomada por el juez neoyorquino Thomas Griesa de declarar a Argentina en desacato en el marco del litigio con los fondos buitre, y aseguró que está “monitoreando la situación de cerca”.
“Estamos al corriente de que el 29 de septiembre, el juez Griesa, encontró a la Argentina en desacato con la corte. Estamos monitoreando la situación de cerca”, dijo un vocero del Departamento de Estado.
Desde la Cancillería estadounidense señalaron, además, que su posición en el litigio del país con los fondos buitre es que “está en el interés de Argentina, normalizar las relaciones con todos sus acreedores”.
“También creemos que una Argentina próspera, que participe por completo en el sistema financiero internacional, está en el interés del pueblo de Argentina, de los Estados Unidos y de la comunidad internacional”, agregó el portavoz.
El lunes, la embajadora argentina en Washington, Cecilia Nahón, envió una misiva al secretario de Estado, John Kerry, en la que advertía que una orden de desacato emitida por la justicia estadounidense, va en contra de los “principios sobre los que descansa la convivencia internacional”.
La representante argentina le transmitió a su vez a Kerry que “cualquier decisión que adopten los tribunales de los Estados Unidos que pueda frustrar” la reestructuración de deuda soberana “o cuestionar la actuación de los órganos políticos de la República Argentina, no solo estaría fuera del alcance de su jurisdicción sino que constituiría además una ilegítima injerencia en los asuntos internos del Estados argentino”.