Argentina y España logran un principio de acuerdo

Los gobiernos de la Argentina y España alcanzaron ayer un principio de acuerdo en Buenos Aires para la compensación de las acciones expropiadas a Repsol en YPF, lo que dejaría sin efecto las demandas iniciadas por la petrolera española en tribunales internacionales.
El acercamiento se produjo luego de una reunión realizada entre funcionarios argentinos y españoles de primer nivel, y sus alcances deberá ser analizados por el consejo de administración de la petrolera mañana.
Por España participaron el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y directivos de Repsol encabezados por Nemesio Fernández Cuesta,
También estuvieron el directivo de La Caixa Isidro Fainé y el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, en ambos casos accionistas de la firma española.
Por la Argentina participaron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el ministro de Economía, Axel Kicillof, el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, el CEO de YPF, Miguel Galuccio, y el embajador argentino en España, Carlos Bettini.

Acuerdo.
Fuentes diplomáticas españolas confirmaron a Noticias Argentinas que hubo un principio de acuerdo, el que también fue confirmado por el gobierno nacional a través de un comunicado.
La petrolera española aclaró que cualquier decisión deberá ser ratificada por el consejo de administración, que se reúne este miércoles.
Medios de ese país revelaron que en el acuerdo se fijó otorgar 5.000 millones de dólares en bonos garantizados a Repsol, mientras que Pemex se quedaría con la explotación de parte de los pozos expropiados a la petrolera española en Vaca Muerta.
La confirmación argentina por el principio de acuerdo llegó horas después por medio de un comunicado oficial, aunque se aclaró que el mismo quedó “sujeto a ratificación de los máximos órganos rectores de Repsol”.
“Tal principio de acuerdo implicará fijar el monto de la compensación y su pago con activos líquidos y que ambas partes desistirán de las acciones legales en curso. Las partes coinciden en que el presente principio de acuerdo contribuye a normalizar y fortalecer los históricos vínculos entre los tres países y sus empresas”, señaló el texto.

Traba.
En tanto, Repsol informó que “someterá el principio de acuerdo propuesto a la consideración de su Consejo de Administración, que deberá pronunciarse sobre sus términos y condiciones en la reunión que hará el próximo miércoles 27 de noviembre (mañana)”.
Trascendió que la traba en las negociaciones era que Repsol aceptara una propuesta que podría consistir en bonos, los cuales la compañía española convertiría en líquido de inmediato.
La empresa presidida por Repsol lleva tiempo insistiendo en que la compensación debería consistir en una indemnización líquida por el valor de los activos expropiados, cuyo valor sería muy alto al contar el grandísimo potencial del yacimiento de Vaca Muerta.

Indemnización.
Repsol exige una indemnización de casi 8.000 millones de euros por la expropiación de YPF y que hace pocos meses esta compañía presentó, empujada por Pemex, una oferta al consejo que preside Antonio Brufau valorada en 3.500 millones, por lo que fue unánimemente rechazada. (NA)