Argentinos mejoran tratamiento

CIENTIFICOS REDUCEN CANTIDAD DE DROGAS PARA EL VIH

Investigadores argentinos presentaron en la IX Conferencia de la Sociedad Internacional de SIDA en París un nuevo tratamiento para el VIH que reduce de tres a dos las drogas que cada día deben ingerir los pacientes, mejorando así la adherencia al medicamento y reduciendo también los costos de producción, según explicó ayer Pedro Cahn, titular de la Fundación Huésped, y director del estudio llamado Andes.
“Volvemos sobre los resultados que ya habíamos tenido con el estudio Gardel, de hace dos años, para limitar el tratamiento a dos drogas, así se tomaría un solo comprimido una vez al día, mejorando la adherencia que es el mayor talón de Aquiles que tenemos para luchar contra el VIH y bajando
los costos para producirlo”, le dijo Cahn desde París, donde se desarrolla la Conferencia.
El estudio fue desarrollado por investigadores de la Fundación Huésped junto con científicos de los ministerios de Salud y Ciencia y Tecnología de la Nación y de los laboratorios Richmond. En él, se pudo demostrar que las personas que a lo largo de 24 semanas habían utilizado una combinación de
darunavir/ritonavir y lamivudina (3TC) habían tenido una respuesta similar a las que habían tomado la terapia triple standard.
Los análisis se realizaron sobre personas que nunca antes habían tomado medicación y, según explicó Cahn, Argentina es uno de los pocos lugares donde se están utilizando estas drogas. “El objetivo es que los pacientes puedan tomar una sola pastilla al día; todos los estudios que se están llevando adelante van en ese sentido, lo que implica un cambio de paradigma dentro de los tratamientos que estamos viendo hasta ahora”, señaló el especialista de la Fundación Huésped.

Resultados.
Durante la primera jornada del lunes, también se presentó otro estudio publicado en la revista The Lancet en el que científicos norteamericanos lograron un tratamiento en el que una inyección mensual de retroviral logró reemplazar a los tratamientos diarios de pastillas.
Este estudio midió las cargas virales de 230 personas a lo largo de dos años. Un grupo siguió con el tratamiento habitual mientras que a otro se le aplicó un retroviral de dos moléculas, desarrollado por los laboratorios ViiV Healthcare y Janssen.
Para Joseph Eton, de la Universidad de Carolina del Norte y coautor del estudio, los resultados alcanzados muestran que “un tratamiento antiviral mediante inyección durante un largo periodo puede ser muy eficaz y bien tolerado”, según dijo durante la presentación en París.
Cahn aseguró que, de todos modos, el principal desafío hoy de la Argentina es llegar a las personas que tienen VIH pero que aún no lo saben. Según estadísticas oficiales, representan el 30 por ciento de quienes viven con el virus. “En el país tenemos seis mil nuevas infecciones cada año y eso no baja, seguimos pescando en una pecera en lugar de salir al mar”, resaltó Cahn.
En Argentina hay 120 mil personas viviendo con VIH de acuerdo con las cifras del Ministerio de Salud y solo el 70 por ciento tiene diagnóstico: “Esas personas que no lo saben son los más difíciles de alcanzar”, aseguró Cahn. (Télam)