Asesinaron al hijo de un popular humorista

Un hombre de 38 años, hijo de un popular humorista santiagueño, murió y un hermano resultó herido al ser apuñalados durante una pelea ocurrida en un barrio de la localidad de Quimilí, al noreste de la provincia.

La víctima fatal del incidente, por el cual hay un detenido, resultó ser Franco Chávez, hijo del humorista Edgardo “Pochi” Chávez.

El incidente se produjo en las primeras horas del domingo en el barrio las Cooperativas, de Quimilí, y en la reyerta también resultó herido Esteban Chávez, de 32 años, otro de los hijos del cómico.

Según la información difundida por el diario El Liberal, los dos hermanos fueron apuñalados por un joven que se había colado en una fiesta de cumpleaños a la que asistieron.

Los heridos fueron trasladados al hospital local y el mayor de los hermanos perdió la vida luego de varias horas de agonía.

En tanto, por la gravedad de las heridas, Esteban Chávez fue trasladado a un hospital de mayor complejidad, donde quedó internado en estado reservado.

Luego del episodio, la Policía detuvo a un joven de 21 años llamado Rubén Alberto Domínguez, conocido como “Godínez”.

Domínguez, según indicaron testigos, escapó tras la pelea a una zona de monte, donde fue atrapado por la Policía local tras un intenso rastrillaje.

El humorista “Pochi” Chávez se lamentó porque le “truncaron la vida” a su hijo y consideró que el asesino arruinó a la familia y a todo un pueblo.

“No tenemos idea de lo que había pasado, por rumores sabemos que han tenido una trifulca los changos y ha pasado esto lamentable”, expresó Chávez en declaraciones a la prensa local.

El hecho se produjo en un domicilio en el que se celebraba el cumpleaños número 75 de un hombre.

Los hermanos Chávez llegaron al lugar como invitados desde un local nocturno en el cual habían estado y en el que se les “coló” “Godínez” para asistir a la fiesta.

Al parecer, en el cumpleaños, los dueños de casa le recriminaron a Domínguez el hecho de empezar a drogarse delante de un grupo de niños, por lo que fue echado del lugar.

El joven se fue de la casa, pero volvió a los pocos minutos provistos de un cuchillo con el que amenazó al dueño de casa, en cuya defensa salieron los hermanos Chávez, Franco en el abdomen y Edgardo en el cuello. (NA).