Asesinaron a intendente por cerrar un hipódromo

Raúl Secco Encina fue asesinado ayer de un disparo por Héctor Tregnaghi, dirigente justicialista y gerente de un hipódromo clausurado por las autoridades municipales. Dirigentes calificaron el homicidio como un “crimen político”.
El intendente de la localidad santafesina de Vera fue asesinado ayer de un balazo frente al canal de televisión local por su principal rival político y dueño de un hipódromo que había sido clausurado, informaron fuentes policiales.
Se trata de Raúl Secco Encina (40), quien fue atacado minutos antes de las 13 cuando se retiraba de los estudios de canal 5 de Vera, donde había sido entrevistado en el programa “¿Y por qué no?”, que conduce el periodista Carlos Carignano. Cuando se retiraba fue abordado por el empresario Héctor Tregnaghi (50), quien mantenía disputas con el intendente Secco Encina luego de que el municipio clausuró las instalaciones del hipódromo “La Ilusión”, que era controlado por el agresor.
Voceros comunales informaron que el enfrentamiento entre el intendente radical y el agresor recrudeció en los últimos días, debido a que estaba programada una jornada de carreras para el domingo pasado, pero el municipio suspendió la habilitación un día antes. Las fuentes dijeron que Tregnaghi increpó verbalmente al jefe comunal, que intentó calmarlo junto al secretario de prensa del municipio, Ricardo Musso. De todas formas, el empresario sacó de entre sus ropas un arma de fuego -sería un revólver calibre 38- y le efectuó al menos un disparo al funcionario.
Dirigentes locales calificaron el homicidio como un “crimen político” y recordaron que ambos mantenían desde hace años un enfrentamiento por la jefatura del municipio, que se agudizó en los últimos meses cuando la comuna cerró la pista de carreras que era regenteada a través de un club social.

Cruces.
Una vez concretada la agresión, Tregnaghi huyó del lugar y Secco Encina fue trasladado a la clínica San Roque, donde murió alrededor de las 14.
Fuentes de la comuna de Vera dijeron que últimamente el intendente y el empresario “habían tenido cruces” a través de los medios de comunicación por el tema del hipódromo y también por cuestiones de política local. En rigor, Secco Encina, quien cumplía el cuarto mandato consecutivo, encabezó la lista “Por Vera”, que derrotó en las últimas elecciones de la intendencia a Tregnaghi, del justicialismo.
Tregnaghi había sido dueño del frigorífico Nuevo Tatra y actualmente se dedicaba además a la compra y venta de ganado. Testigos del hecho dijeron que Tregnaghi increpó a Secco Encina, a quien acusó de “querer fundirlo” por la clausura del hipódromo La Ilusión, uno de los más importantes de la región. Fuentes de la Unidad Regional XIX de policía dijeron que el empresario se entregó en la comisaría primera de Vera y confesó que le disparó al intendente.
Los restos del intendente serán velados en la sede de la municipalidad de Vera -cabecera del departamento homónimo, ubicada unos 250 kilómetros al norte de la ciudad de Santa Fe y con unos 23.000 habitantes-, una vez que la Justicia entregue el cuerpo a los familiares.
El caso provocó conmoción en el ambiente político provincial y representantes de las Cámaras de Diputados y Senadores de la provincia se comunicaron con los colaboradores y familiares del dirigente asesinado para transmitir sus condolencias. (Télam).