Asignación familiar: miles de empleados pierden su derecho

COMO DE LA RUA EN 2000, MACRI RECORTA BENEFICIOS SOCIALES: AFECTA A 100.000 NIÑOS

El Gobierno adecuó ayer el límite máximo de ingresos para determinar el cobro de las asignaciones familiares, y a la vez eliminó beneficios que alcanzan a quienes residen en provincias de la Patagonia y del noroeste del país.
La medida se tomó a través de un decreto publicado el viernes en el Boletín Oficial, que comenzará a regir para las asignaciones familiares que se perciban durante septiembre próximo.
De este modo, el Gobierno estableció que el límite máximo de ingresos aplicables a los beneficiarios de asignaciones familiares, será de 83.917 pesos (contra los 94.786 pesos actuales). Además, aclaró que si uno de los integrantes del grupo familiar tuviera un ingreso superior a los 41.959 pesos, quedará excluido del cobro de las asignaciones.
También se estableció que el ingreso mínimo a partir del cual se percibirá Asignación Universal por Hijo para el grupo familiar se elevará de 200 a 2.816 pesos: hasta esa cifra, no se cobrarán asignaciones familiares.
Estas últimas se liquidarán de la siguiente manera: para ingresos de entre 2.816 y 24.492 pesos, la asignación será de 1.578 pesos por hijo; hasta ingresos de 35.922 pesos, de 1.063 pesos por hijo; hasta 41.473 pesos de salario, 640 pesos por hijo y hasta 83.917 pesos, será de 328 pesos.
Según el decreto, estos límites “no resultan aplicables para la determinación del valor de la Asignación por Maternidad”, ni para los beneficiarios de la prestación por desempleo.

Provincias.
El Gobierno dispuso, asimismo, eliminar los beneficios extras que alcanzaban a más de 100 mil menores de provincias de la Patagonia y algunas zonas del noroeste del país, que cobraban más que el resto.
Desde septiembre, los trabajadores registrados de las provincias de Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego y de departamentos de Catamarca, Jujuy y Salta pasarán a cobrar el denominado “valor general”.
Ese “valor general” por hijo se ubica en 1.578 pesos para el área metropolitana de Buenos Aires y la mayoría de las provincias, pero se incrementaba entre 3.155 y 3.407 pesos en los distritos citados.

Límite de ingresos.
En este marco, el Poder Ejecutivo recordó que en 2012, la ex presidenta Cristina Kirchner modificó las condiciones de acceso a las asignaciones familiares, considerando al grupo familiar a los efectos del pago, en lugar de los ingresos de un solo titular.
En consecuencia, indicó que ahora “resulta conveniente asociar el valor del límite de ingresos mínimo habilitante para la liquidación de asignaciones familiares, con el valor de la base imponible mínima previsional”.
“Más aún, teniendo en cuenta que el Sistema de Asignaciones Familiares, en su faz contributiva, tiene como fuente primordial de financiamiento a las contribuciones patronales y está fundado en los principios de reparto”, añadió. (NA)