“Atacan a los jueces que molestan con sus resoluciones”

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, ratificó ayer el respaldo de los organismos de derechos humanos a la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, con quien se reunieron el miércoles, y le manifestaron la preocupación de las organizaciones por la “persecución que sufren los jueces” al sostener que “el poder judicial está muy contaminado”.
“Atacan a los jueces que molestan con sus resoluciones”, afirmó en diálogo con Télam la titular de Abuelas al mencionar los ataques sobre los magistrados Carlos Rozanski, Alejandro Slokar y Daniel Rafecas y advertir que “la justicia está muy contaminada y ejerce el poder con aquellos sectores que intervinieron en el terrorismo de Estado”.
En el encuentro, las agrupaciones de derechos humanos destacaron el rol de la Procuración General y, en particular, de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad para el impulso y sostenimiento del proceso de Memoria, Verdad y Justicia y manifestaron su preocupación por las demoras en los juicios a los represores de crímenes de lesa humanidad.
A la vez, plantearon que observan obstáculos en las causas judiciales contra los represores, que ya dieron a conocer través de un documento ante la Comisión de Derechos Humanos del Congreso y luego en una reunión que mantuvieron con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.
“Las demoras comenzaron cuando los civiles fueron involucrados en el terrorismo de Estado. Cuando se juzgaron a los genocidas, los juicios marchaban, cuando empezamos con los empresarios y civiles cómplices de la dictadura, empezaron las demoras”, dijo Carlotto.
“Los organismos de derechos humanos somos democráticos y respetamos al gobierno, así es como las Abuelas nos vinculamos con entes gubernamentales pero nuestro compromiso es denunciar todo lo que haya que denunciar”, añadió.

Prisión perpetua.
La Cámara Nacional de Casación Penal Federal ratificó ayer la pena de prisión perpetua contra el ex jefe de inteligencia de la policía de Santiago del Estero Antonio Musa Azar, y otros represores por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura.
La condena fue ratificada por la Sala IV del máximo tribunal penal, presidida por el juez Juan Carlos Gemignani e integrada por los jueces Gustavo M. Hornos y Mariano Hernán Borinsky. (Télam y NA)

Compartir