Aumenta el consumo

Los consumidores volvieron a pisar el freno durante enero y las ventas minoristas crecieron sólo un 1,7 por ciento, respecto del mismo mes del año pasado, por lo que hay preocupación entre los comerciantes.
Un reporte de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) indica que los comercios minoristas iniciaron el 2013 “con tranquilidad”, debido al escaso crecimiento registrado en sus ventas, según una encuesta en 737 puntos de ventas de todo el país.
No obstante, la CAME aclaró que el primer mes del año habitualmente es “más calmo” en materia de consumo que los que le siguen: enero se encontró con un público medido, sobre todo en sus decisiones de gastos en bienes y servicios de mayor valor.
Las ventas recibieron el impulso de Reyes y del movimiento turístico que son movilizadores de la actividad en enero, y además se registraron numerosas promociones y descuentos, incluso, con las cuotas sin interés que habían desaparecido a principios de mes.
Enero fue “un mes malo” para las ventas de las mueblerías, inmobiliarias y todos los rubros relacionados con la construcción de viviendas y oficinas, debido a la caída generalizada en esa actividad.
La compra y venta de inmuebles fue el sector que más afectó al indicador general con un desplome del 22,1 por ciento en enero, en comparación con el mismo mes del año pasado, seguido desde muy lejos con el rubro “materiales para la construcción”, que se replegó un 2,1 por ciento.
También cayeron las ventas de alimentos y bebidas (1,5 por ciento), materiales eléctricos (1,9), muebles de oficina (1,6) y muebles del hogar (1,2).
Un rubro que siguió recobrando dinamismo y sostenibilidad en las ventas fue el de electrodomésticos: su actividad aumentó un 5,8 por ciento interanual en enero (medidas siempre en cantidades) y fue después de Jugueterías (10,2 por ciento) el de mayor aumento. (NA)