Aumentaron las protestas de los presos

SEGUN UN INFORME, UN 60 POR CIENTO LO REPRESENTAN LAS HUELGAS DE HAMBRE

Las medidas de fuerza llevadas a cabo por los presos en cárceles federales del país, entre ellas las que se encuentran en la provincia de La Pampa, aumentaron en el primer semestre de 2018, según el último informe realizado por la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN), en el que también se determinó que las huelgas de hambre representan el 60 por ciento de las modalidades de protesta.
En el informe, se señala que el aumento de los reclamos de las personas que se encuentran en cárceles federales, en los primeros seis meses del año fue de 11 casos, con respecto al mismo período del año pasado, y en 54 en comparación con 2014.
En el relevamiento que impulsa la intervención de la PPN para encauzar las demandas de los detenidos se detalla que en los casos de las medidas de fuerza colectivas, los reclamos más recurrentes fueron “condiciones materiales y edilicias” (53 por ciento), “problemas relacionados con el trabajo” (26 por ciento), y “falta de atención” (22 por ciento).
En tanto, a través del relevamiento, se determinó que las protestas de alcance colectivo consiguieron respuestas positivas o parcialmente positivas en seis de cada 10 de casos, a diferencia de las medidas de fuerza individuales, cuya efectividad fue del 35 por ciento, y en el 46 por ciento de los casos fueron para solicitar “traslados o cambios de alojamiento”.
Con respecto a los problemas con trámites legales, la falta de atención médica o el régimen de sanciones fueron otras de las denuncias particulares.

“Expresan disconformidad”.
En el trabajo, la PPN denuncia que 13 personas sufrieron represalias por parte del personal penitenciario tras realizar una medida de fuerza y que en sólo el 53 por ciento de las huelgas de hambre se realizaron controles médicos para hacer un seguimiento de la salud de quienes protestaban.
La huelga de hambre, según el informe, representa un 60 por ciento de las modalidades de protesta tanto en las medidas individuales como colectivas.
Las medidas de fuerzas que son un medio a través del cual las personas detenidas expresan su disconformidad y expresan sus reclamos ante el Poder Judicial y el Servicio Penitenciario Federal, se relevaron en los penales de Devoto, Ezeiza y Marcos Paz, en diferentes cárceles federales del país, siendo que resultó que las de Misiones y Chubut fueron las unidades penitenciarias con mayores denuncias.
Cabe recordar que, de acuerdo a datos de octubre, hay 12.623 presos en cárceles federales, el 58 por ciento de ellos, sin condena. (NA)