Autoconvocados en Parque Saavedra

MILES DE PERSONAS SE CONCENTRARON EN DEFENSA DEL PROGRAMA 678

Miles de personas autoconvocadas se concentraron ayer por la tarde en Parque Saavedra -un tradicional espacio verde que se encuentra en el barrio porteño de Saavedra-, en donde se montó un escenario y pantallas gigantes ante la presencia de los ex panelistas del programa de televisión “678”, que se emitía por la Televisión Pública, en un acto en el que también participaron el dirigente de La Cámpora y diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Eduardo “Wado” De Pedro, y el ex titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella.
La convocatoria se realizó a través de las redes sociales, especialmente por Facebook y Twitter, en la que se invitaba a ver “678 al aire libre” a las 17, con la presencia de los periodistas y ex panelistas del programa Jorge Dorio, Carlos Barragán, Sandra Russo, Edgardo Mocca, Orlando Barone, Mariana Moyano, Nora Veiras, Cynthia García y Dante Palma, entre otros; con De Pedro y Sabbatella como “invitados” al simbólico programa en la plaza.
Ante la masiva convocatoria, el legislador Eduardo De Pedro consideró que “hay un interés de la gente de seguir teniendo información real”, y conjeturó que quitar a ese programa del aire “significa que en el gobierno de (el presidente) Mauricio Macri están dispuestos a tener la totalidad de los medios de comunicación a favor de ellos”.
En tanto, Sabbatella sostuvo que esto “se ve en muchísimas plazas del país, de compatriotas con muchísima alegría defendiendo lo que han vivido durante 12 años, y preocupados por lo que en estos 15 días está marcando el nuevo gobierno”.
“Paralelamente, aun habiendo perdido, está la alegría y la esperanza de cuidar lo que se ha hecho en estos años. Por eso esta plazas y esta vitalidad del ‘proyecto nacional’, que también es el liderazgo de (la ex presidenta) Cristina Fernández de Kirchner”, destacó.
678 era un espacio de reflexión periodística sobre el modo en que los medios representan la realidad. Informes especiales con material de archivo, invitados y debates que ofrecen una mirada diferente sobre la política, la economía y la sociedad.

Cuestionamientos.
Por su parte, el ex subsecretario general de Presidencia de la Nación, Gustavo Fernando López, cuestionó ayer la intervención de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) decretada por el presidente Mauricio Macri, y aseguró que con esa medida se vuelve a la “época de la ley” de Medios “de la Dictadura”.
“Con la intervención volvemos a la época de la ley de la Dictadura”, afirmó el ex dirigente radical y fundador del partido Concentración Forja, agrupación política alineada al Frente para la Victoria (FpV).
La intervención lo que procura es que el organismo no aplique la ley”, añadió el ex ministro de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires entre 2003 y 2006, en declaraciones a radio Del Plata.
En este sentido, calificó como una “mentira” que haya un intento en marcha por parte del gobierno de “recuperar el sistema republicano”. “Lo primero que hizo Macri fue firmar un decreto de necesidad y urgencia (DNU) para nombrar a dos jueces de la Corte (Suprema de Justicia de la Nación)”, ejemplificó.
Para López, el macrismo tiene entre manos la modificación de la ley de medios audiovisuales por decreto de necesidad de urgencia, ya que no juntan la cantidad de legisladores en el Congreso para poder aprobar una normativa en reemplazo de la que está vigente.
“Lo que esta detrás es esto es un negocio muy grande: evitar que (el grupo) Clarín cumpla con la ley de medios, y por otro lado ver como se reparten la banda de 4G entre lo operadores”, anticipó, al hacer referencia a la iniciativa del gobierno de hacer converger en una misma normativa legal la regulación de los medios audiovisuales y las telecomunicaciones.
A su vez, el ex interventor del Comfer (Comité Federal de Radiodifusión) en el gobierno de Fernando de la Rúa señaló que el otro objetivo que persigue el macrismo es eliminar cualquier tipo de regulación en las prestaciones de cableoperadores, que había sido uno de los principales puntos de controversia cuando se discutió la ley en 2009. (Télam-NA)