Avelluto anunció que habrá más despidos en el Incaa

TRAS LA RENUNCIA FORZADA DE ALEJANDRO CACETTA

El ministro de Cultura, Pablo Avelluto, anticipó que a partir del próximo lunes comenzará a despedir personal en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) y apuntó contra una línea partidaria: “algunos vienen de los años del kirchnerismo”.
La ola de despidos estará en manos del flamante presidente del Incaa, Ralph Haiek, tras el alejamiento de Alejandro Cacetta.
“No quepa la menor duda de que a partir del lunes no sólo vamos a modificar el plantel de gerentes que algunos de los cuales vienen de los años del kirchnerismo, sino que también vamos a trabajar con la Oficina Anticorrupción para generar nuevos circuitos. Quiero que el Incaa sea una institución ejemplar”, sostuvo el funcionario nacional.

Cacetta.
Sobre el desplazó Alejandro Cacetta, expresó: “es un hombre honesto”, pero advirtió que “no alcanza con ser honesto” cuando se llega a la función pública. Sin embargo, puntualizó: “En el caso de Alejandro creo que no tuvo esta decisión y voluntad y ese fue el problema”.
En declaraciones a Radio La Red dijo: “En varias oportunidades” al saliente presidente del Incaa que “tenía que modificar el plantel de gerentes que lo acompañaba porque esto esta ocurriendo por debajo de él”.
Y agregó: “Le manifesté que esperaba una respuesta muy clara y contundente frente a estos hechos. Las respuestas no me resultaron convincentes y finalmente tuve que tomar la decisión: una fue pedirle a Alejandro Cacetta que diera un paso al costado y otra fue presentarme a la Oficina Anticorrupción para entregarle toda esta documentación”.

Ola de cesantías.
Sin embargo, entre los empleados insisten con que este es el comienzo de una ola de cesantías ya que el Instituto no renovaría en junio por pedido de Avelluto los contratos a cientos de trabajadores.

Preocupación.
Los críticos y periodistas que integran la filial argentina de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci) expresaron su preocupación ante la situación que atraviesa el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.
El comunicado de la entidad se emite “a partir de las renuncias forzadas de su presidente, Alejandro Cacetta, y del director de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc), Pablo Rovito, tras una burda operación mediática lanzada desde un programa televisivo”.
Fipresci Argentina expresó “la necesidad de respetar y sostener la autarquía del Instituto y del sistema de fomento a la producción cinematográfica según el mecanismo creado por la Ley 24.377, puesta en vigor en 1994”.
Asimismo, exige garantizar el normal funcionamiento de la Enerc, una de las escuelas públicas de cine más importantes y reconocidas de América Latina, fundamental -agrega el texto- en la formación de varias generaciones de cineastas, algunos de ellos de vasto reconocimiento internacional, tanto argentinos como extranjeros.

Alonso
La titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, afirmó el viernes que ese organismo encarará junto al Ministerio de Cultura de la Nación, una reforma “integral” del Incaa tendiente a “transparentar al máximo” el otorgamiento de subsidios como la evaluación, y el control del destino de esos recursos públicos, entre otros aspectos.
“Lo bueno es que empieza una nueva etapa para el Incaa”, aseveró Alonso en una entrevista que concedió a radio La Red, en la que consignó haber acordado con el ministro Avelluto “empezar a trabajar en una solución institucional integral” para ese instituto.
En este sentido, Alonso afirmó que, desde el inicio de la gestión de Cambiemos, señalaron “con semáforo rojo” al Instituto Nacional de Cine y Artes Visuales, como uno de los organismos del Estado que requería “una reforma integral en materia de transparencia”. (NA)

Compartir