Báez: esperan novedades

VINCULOS DE CASANELLO CON CRISTINA

Los jueces de la Sala II de la Cámara Federal porteña esperarán hasta hoy para recibir novedades de los abogados del detenido Lázaro Báez en relación a la nota manuscrita enviada desde la cárcel con alusiones a un encuentro entre la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el juez que lo apresó, Sebastián Casanello.
Los letrados Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari fueron intimados a confirmar el contenido y autenticidad de la carta ya sea por escrito u oralmente, y a dar precisiones sobre la nota llegada a la sede de la Cámara Federal y atribuida a Báez, adonde se narra la supuesta presencia de Casanello en la quinta de Olivos en septiembre de 2015.
En este sentido, los abogados presentarán hoy un escrito en el que ratificarán la autoría de su defendido en relación al texto entregado al juzgado de Casanello y dejarán a criterio de la Cámara Federal porteña la eventual citación a Báez para la ratificación de lo señalado en la nota manuscrita.
De esta forma, cumplirán con el plazo establecido por Casanello para que confirmen o no el contenido y la autenticidad del escrito, que vence mañana a las 9.30, informaron a Télam fuentes judiciales.
Todo se da en el marco del intento por apartar de la causa al juez Casanello, recusado por Leandro Báez.
Los camaristas Horacio Cattani, Eduardo Farah y Martín Irurzun ya tienen en su poder otro escrito llegado el jueves último desde otro flanco: la defensa de Leandro, uno de los hijos de Báez.
Sus abogados Santiago Viola y Claudia Balbín hicieron saber a los camaristas que, “en caso de que los abogados de Lázaro no confirmen el contenido y la autenticidad de la carta”, ellos pedirán prueba como la declaración del detenido, una pericia caligráfica, citación de testigos y un análisis del libro de visitas de la residencia de Olivos, entre otros puntos.
Pero advirtieron que esto se hará si la defensa de Báez padre no ratifica la nota llegada a Tribunales y que, según trascendidos, fue escrita por Lázaro en la cárcel de Ezeiza frente al abogado de su hijo Leandro, Santiago Viola, y sin sus abogados designados formalmente en la causa.
Esta misiva despertó dudas en el Tribunal porque la letra difiere de otra nota de media carilla recibida tiempo atrás en la mesa de entradas, en la que Báez pedía una audiencia personal para hablar de su excarcelación.
En ambos casos, las notas manuscritas llegaron con sello y certificación de firma por parte de las autoridades del complejo penitenciario de Ezeiza, donde Báez sigue preso por orden de Casanello. (Télam)

Compartir