Báez pidió nulidad de cargos

EL EMPRESARIO CRITICO EL ACCIONAR DEL JUEZ CASANELLO

El detenido empresario Lázaro Báez advirtió ayer que la acusación hacia todos sus hijos y su citación judicial contiene un “mensaje disciplinante” para él, cuestionó al juez federal Sebastián Casanello por su “arbitrariedad” y calificó de “nula” a la nueva citación a indagatoria, que se concretó el miercoles.
“No puedo descartar entonces que los llamados a prestar declaración indagatoria para toda mi familia (cada uno de mis hijos, sin distinciones relevantes en el curso y gobierno de las acciones), lejos de fundarse en el derecho de defensa, en la posibilidad de ser oídos, en la de brindar las explicaciones respecto de un hecho penalmente relevante y resistir la imputación, contenga un mensaje disciplinante hacia mi persona”, se quejó Báez.
Todo lo volcó en un escrito de siete carillas entregado en el juzgado durante su declaración indagatoria, en la que no respondió preguntas y para la cual fue trasladado desde la cárcel de Ezeiza junto a su contador Daniel Pérez Gadín, preso también en ese penal.
Desde que fue detenido tres meses atrás, Báez ya fue indagado cuatro veces en los tribunales de Retiro; ahora por el informe de la UIF relativo a cuentas en Suiza por unos 25 millones de dólares que habrían tenido como beneficiarios a sus cuatro hijos.
El dueño de Austral Construcciones ingresó al juzgado con fuerte custodia poco después de las 10, por una puerta lateral y evitó así la guardia periodística y se retiró media hora más tarde, tras negarse a responder preguntas.
En su escrito, Lázaro Báez además se refirió al pedido de apartamiento del magistrado hecho por uno de sus hijos, Leandro Báez y que tiene que ser resuelto por la Cámara Federal.
Baéz cuestionó “el alcance de la intención” del juez que lo citó a indagatoria y dio una conferencia de prensa a raíz del informe de la UIF junto al fiscal del caso, Guillermo Marijuan, “casualmente el mismo día en que presté declaración ante la Alzada”.
El empresario se refirió así a una audiencia oral que tuvo en la Cámara Federal, en la que denunció que Casanello había visitado la quinta de Olivos para ver a la entonces presidenta Cristina Kirchner en septiembre de 2015.
Estos dichos están ahora bajo investigación en la Sala II de ese Tribunal de Apelaciones.
En tanto, el resto del escrito de siete páginas que presentó, lo dedicó a cuestionar la forma en que se incorporó a la causa el informe de la Unidad de Información Financiera que consignó supuestas cuentas en Suiza que tendrían como beneficiarios a los cuatro hijos de Báez.
Báez tildó esos datos de “conjeturas” plasmadas en un “libelo” y sostuvo que deberían “ser comprobadas por canales legítimos” como exhortos diplomáticos a los países involucrados.

Chueco.
El detenido abogado Jorge Chueco, relacionado con el empresario Lázaro Báez en la causa por presunto lavado de dinero, está muy deprimido y se ha quedado sin abogados, lo que impidió que pudiera ir a declarar a los tribunales de Comodoro Py.
Médicos del cuerpo forense del Poder Judicial determinaron que Jorge Chueco no estaba en condiciones de declarar ante el juez federal Sebastián Casanello, por lo que el detenido permaneció en el penal de Ezeiza.
Fuentes de la investigación señalaron que Chueco “continúa muy deprimido”, internado en el Prisma (Programa Interministerial de Salud Mental Argentino), que es el área del penal de Ezeiza donde están los presos con problemas psiquiátricos y de adicciones. (Télam)

Compartir