Bajarían retenciones a la soja y girasol

La presidenta Cristina Fernández estará a cargo de los anuncios. Uno de ellos será la reglamentación de la rebaja a las exportaciones de trigo y maíz. También habría medidas para el sector lácteo y cárnico.
El Gobierno lanzará hoy medidas para el campo, entre ellas la reglamentación para concretar la ya anunciada rebaja a las retenciones de las exportaciones de trigo y maíz, y con la expectativa del sector ruralista de que esa reducción se extienda a la soja y el girasol.
Fuentes de la cartera de Producción indicaron que los anuncios se realizarán hoy a las 11.30 en la residencia de Olivos, y estarán a cargo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Lo que seguro está es la reglamentación de lo ya anunciado para el trigo y el maíz” comentó la fuente, que no dio más precisiones sobre el resto de las medidas aunque acotó que “es posible que haya algo más”.
La fuente negó que Giorgi tenga previsto una reunión en Olivos con la Presidenta para ultimar los detalles de las medidas, como señalaban algunas versiones. Según trascendió, el Gobierno podría anunciar una reducción de cinco puntos en las retenciones a las exportaciones de girasol y soja, que actualmente están en 32 y 35 por ciento, respectivamente, en línea con la ya anunciada, pero todavía no concretada, para el trigo y el maíz.
Hasta las 16 de ayer, las cuatro entidades representativas del agro nucleadas en la Mesa de Enlace no habían sido convocadas a asistir al acto.

Biolcati.
El titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Luis Biolcati, consideró que “los inminentes anuncios que trascendieron nos abren varias posibilidades: que se trate de anuncios aislados para intentar conformar al sector, lo que sería insuficiente; o, por el contrario, que formen parte de un cambio de tendencia que apunte a una baja escalonada de las retenciones. En ese caso, estaríamos ante una señal positiva”.
Biolcati señaló que “sería importante eliminar las retenciones también a las economías regionales, que están ahogadas con las actuales condiciones de producción” y aseguró que la medida “no implicaría costo fiscal alguno”.
Sin embargo, advirtió que “todas estas eventuales bajas carecerían de sentido si no van acompañadas de una eliminación de las trabas a la comercialización externa, por parte de la Oncca, y a la comercialización interna, por parte de la Secretaría de Comercio.”

Medidas.
El paquete de medidas contemplaría la aplicación de diferenciales de recortes en retenciones para trigo y maíz, de acuerdo a la productividad, tamaño de las explotaciones y distancia a puertos.
Una merma en los gravámenes para la exportación de soja y girasol, sería un intento por estimular a los chacareros para que vendan los granos que aún mantienen en silos en sus campos, en un volumen cercano a los 15 millones de toneladas, que dejarían un considerable aporte de divisas a las arcas fiscales. Se buscaría que el beneficio llegue a la mayoría de los
pequeños productores, con reducidas extensiones de tierra, de entre 100 y 300 hectáreas.
También habría medidas orientadas a agilizar la comercialización en los sectores de la leche y de la carne. (DyN)