Baltasar Garzón, preocupado por Milagro Sala

Luego de haber sido entrevistada por las máximas autoridades de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la dirigente Milagro Sala recibió ayer la visita de Baltasar Garzón. El ex juez español se manifestó “preocupado por el estado de salud” de la líder de la Tupac Amaru y consideró que la prisión preventiva en su contra “es neta, absoluta y exclusivamente política”.
Al salir del penal jujeño de Alto Comedero, donde la dirigente está presa desde enero de 2015, Garzón contó que conversaron “sobre diversos temas” aunque aclaró que hubo reservas a la hora de hablar de la visita de la CIDH, debido al carácter “confidencial” de ese encuentro.
Garzón dijo que la vio “firme en sus posiciones” políticas y a modo de evaluación sostuvo que la conclusión de esa charla, en la que se puso al tanto de la situación de Sala, es la debilidad de los argumentos que la sostienen en esa condición. “La prisión preventiva que sufre no tiene ninguna justificación de acuerdo con estándares nacionales e internacionales de derechos humanos”, aseguró.
Durante una entrevista con La García, el ex magistrado explicó que el dictado de una prisión preventiva “nunca puede ser a modo de adelanto de pena ni para mantener en silencio a una persona”, tal como lo que ocurre con la líder de la Tupac.
En su opinión, el hecho de que Sala permanezca en esa condición desde hace ya un año y medio “deteriora el estado de derecho y el sistema democrático” argentino. De hecho, agregó el jurista, “ella que es una mujer firme en la lucha política tiene una tristeza muy grave por los pasos atrás que se están dando en los valores democráticos y en defensa de los derechos humanos” en el país, sostuvo. (NA)