Barriles de efedrina en Ezeiza

ALLANAMIENTO TRAS UN DATO APORTADO POR EL EX TITULAR DE ADUANA

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, confirmó ayer que en el aeropuerto internacional de Ezeiza se secuestraron 12 barriles abandonados con efedrina, una sustancia que sirve para la elaboración de drogas sintéticas, y cuyo dato había sido aportado en la Justicia federal por el desplazado jefe de la Aduana, Juan José Gómez Centurión.
“Es un hallazgo importante porque se viene trabajando en esto desde hace dos años”, afirmó la funcionaria nacional, en relación al secuestro de efedrina, uno de los “precursores químicos que sirve para drogas sintéticas y estupefacientes”.
La sustancia provenía de la India y los compradores eran de Paraguay, pero como nunca se presentaron a buscar el cargamento, los barriles quedaron en el depósito de la Aduana donde finalmente ayer se hizo el procedimiento, por orden del Juzgado Federal de María Servini de Cubría.
“Hay que ver cómo ingresó esto y se trabó ahí, porque puede ser planteado como un modus operandi”, señaló la ministra de Seguridad y agregó que “cuando se abandona” droga en un aeropuerto “es porque podía estar catalogada como una sustancia que podría producir estupefacientes, así que esta empresa la abandona, la deja en el aeropuerto y no la reclama nunca más”.

Información.
Consultada sobre si la Aduana tenía esta información, Bullrich respondió: “Uno tiene que pensar que sí, porque estaba en un depósito de la Aduana y el director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) es avisado por otros miembros de la PSA que en esa zona, donde ellos no pueden entrar, porque entra sólo la Aduana, había barriles con efedrina”.
“Estaban tirados ahí desde hace tiempo y si la empresa no quiso hacerse cargo es, evidentemente, porque podría tener consecuencias penales”, insistió en declaraciones televisivas.

Allanamiento.
Como Servini de Cubría está de licencia, la orden de realizar el allanamiento la firmó el juez federal que la reemplaza, Luis Rodríguez, luego de una información que aportó en la de ayer en Comodoro Py el ex jefe de la Aduana, Gómez Centurión, en el marco de la causa que se sigue contra el extraditado Ibar Pérez Corradi por tráfico de efedrina.
Según indicaron fuentes judiciales, en total son alrededor de 300 kilos en barriles que estaban retenidos por la Aduana desde antes de 2011, dentro de los galpones de la Terminal de Cargas Argentina (TCA) de Ezeiza. (NA)