Bonadio procesó a CFK y sobreseyó al gerente de Macri que pagaba coimas

CAUSA "CUADERNOS"

La ex presidenta Cristina Fernández fue procesada ayer con prisión preventiva junto a otras 16 personas, entre empresarios y ex funcionarios, en la causa por los cuadernos con detalles sobre presuntas coimas en su gestión.
El juez federal Claudio Bonadio la consideró “jefa” de una asociación ilícita que recaudaba fondos ilegales por la concesión de contratos para obras y servicios públicos, por lo que le trabó un embargo de 4 mil millones de pesos y volvió a disponer el pedido de desafuero al Senado de la Nación, el que sin embargo se pondrá en marcha una vez que la solicitud sea confirmada por la Cámara Federal.
“En el Gobierno de Néstor Kirchner se puso en funcionamiento un sistema de recaudación ilegal que continuó durante la presidencia de su esposa, Cristina Fernández. Las constancias incorporadas dan cuenta de su participación del sistema ilegal de recaudación llevado a cabo durante la presidencia de su cónyuge, como también su continuación hasta los últimos días de su gobierno”, indicó la resolución de más de 550 fojas.
Además de Cristina, el juez Bonadio dispuso otros 41 procesamientos, de los cuales 16 son con prisión preventiva e incluyen al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido; a su secretario José María Olazagasti; a su entonces segundo Roberto Baratta, su secretario Nelson Lazarte, al secretario de Obras Públicas, José López; y los empresarios Carlos Mundin, Raúl Vertúa, Gerardo Ferreyra, Néstor Otero, Juan Carlos Lascurain y Sergio Taselli.
En el listado de procesados sin prisión preventiva se encuentran, además, Claudio Uberti, ex titular del (Occovi); Angelo Calcaterra de Iecsa y primo del presidente de la Nación, Mauricio Macri; Aldo Roggio, del Grupo Roggio; Carlos Wagner, ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción; Luis Betnaza de Techint y Enrique Pescarmona, líder de la industria que lleva su apellido, además del financista Enrique Clarens, el chofer Oscar Centeno, el ex juez federal Norberto Oyarbide y Javier Fernández de la Auditoría General de la Nación (AGN).
En el fallo Bonadio explicó el mecanismo que se utilizó durante el kirchnerismo para quedarse con millones de pesos mediante “retornos y coimas” de empresarios que buscaban “ganar una obra pública, la explotación de un corredor vial, una concesión de transporte ferroviario o ser beneficiado con la asignación de subsidios”.
“Una empresa o grupo de empresas entregaban un porcentaje de lo que el Estado Nacional les pagaba a los funcionarios que Néstor Kirchner y Cristina Fernández designaban para esos menesteres a fin de recibir esos retornos o “coimas “, señaló Bonadio y agregó que los costos estaban sobredimensionados con fin de enriquecer ilícitamente a funcionarios y empresarios corruptos.

Maniobras.
Sobre Cristina, el juez advirtió que, prueba de su participación de las maniobras, es que “el dinero recolectado por Baratta de sus recorridos por las empresas fue entregado en por lo menos 87 oportunidades” a su secretario Daniel Muñoz “en el domicilio de la calle Uruguay”, propiedad de la ex mandataria “y también en la residencia de Olivos”.
Advirtió que si bien a partir del fallecimiento de Néstor Kirchner el mecanismo cambió y dejaron de entregarse bolsos en el departamento de Recoleta “las empresas continuaron entregando dinero a los funcionarios del ex Ministerio de Planificación, manteniéndose como destinataria final del dinero Cristina Fernández”.
“El grueso de esos fondos fueron destinados a engrosar de manera espuria e ilegal el patrimonio personal de quienes entre los años 2003 y 2015 ocuparon los cargos más altos de la República”, sostuvo el juez.
La resolución se basa en la nutrida información que aportaron en las últimas semanas decenas de “imputados colaboradores” en este expediente, que se inició tras la difusión de los cuadernos de Centeno, chofer de Baratta, con anotaciones sobre la distribución de bolsos con dinero ilegal: todos ellos fueron beneficiados con la excarcelación por su aporte a la investigación.
En su fallo, Bonadio dictó la falta de mérito de Jorge Neira y Osvaldo Acosta, ambos de Electroingenieria; de Javier Sánchez Caballero, de Iecsa; de Rodolfo Poblete, de Emepa; de Héctor Zavaleta, de Techint, y de Franco Valenti de Industrias Pescaroma.

Ex presidenta vuelve a Comodoro Py.
La ex presidenta Cristina Fernández volverá a presentarse hoy en los tribunales federales de Comodoro Py, donde fue convocada para prestar declaración indagatoria en el marco de la causa por presunto lavado de dinero que tiene detenido al empresario Lázaro Báez.
La senadora nacional había intentado dejar sin efecto la citación, pero el lunes la Cámara Federal porteña rechazó el planteo que hizo contra los jueces de ese tribunal que habían dispuesto su indagatoria.
Fuentes judiciales informaron que los camaristas Martín Irurzun y Mariano Llorens rechazaron por “improcedente” el pedido de recusación en su contra formulado por la defensa de la líder de Unidad Ciudadana, por lo que quedó ratificada la indagatoria prevista para el martes a las 10.30.
Los dos camaristas le habían ordenado al juez federal de primera instancia Sebastián Casanello que citara a la ex mandataria a declaración indagatoria en el marco de la causa por las maniobras de lavado de dinero realizadas a través de la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”.
Hasta el momento, Casanello había evitado llamar a la senadora, pese a los pedidos en ese sentido del fiscal Guillermo Marijuan y de la Oficina Anticorrupción (OA), querellante en el caso, ya que considera que Cristina Fernández es investigada por los mismos hechos en la causa por supuesto direccionamiento de la obra pública en favor de las empresas de Báez.

El juez Bonadio sobreseyó a Caballero.
El juez federal Claudio Bonadio le envió un guiño al presidente Mauricio Macri en el fallo que procesa a la ex presidenta Cristina Fernández por la causa de las fotocopias de los cuadernos del chofer Oscar Centeno.
El juez sobreseyó por “falta de mérito” a Javier Sánchez Caballero, la mano derecha de Macri. Bonadio afirma en el fallo de 558 fojas que “si bien se determinó que entregaron dinero a funcionarios del ex Ministerio de Planificación Federal, estas entregas fueron realizadas por pedido de sus superiores jerárquicos”, dice sobre Sánchez Caballero.
Así, decretó la “falta de mérito para procesar y sobreseer a Héctor Javier Sánchez Caballero”.

¿Quién es?
Fue uno de los primeros en ir a prisión en esta causa y luego fue liberado. Sánchez Caballero es un empresario que fue gerente general de la empresa de la familia presidencial Socma.
“Caballero es un gerente menor, pero de estos que acompañan a sus jefes durante toda la vida. Es la mano derecha de Mauricio Macri desde los ‘90 hasta ahora”, había relatado Gabriela Cerruti, que investigó al clan Macri.
“Nunca dejó de ser mano derecha de Macri. Y no es cualquier empresario. Es el gerente general de Socma desde que Macri entró allí. Fue el que lo ayudó a armar todas las licitaciones, los negocios, las compras…”, sostuvo la periodista y hoy diputada.

Socma.
La empresa constructora Socma fue vendida a Iecsa en 2007, antes de que Macri asuma como Jefe de Gobierno. El dueño de Iecsa pasó a ser el primo de Macri tras una serie de maniobras de la familia: Ángelo Calcaterra.
El año pasado, Iecsa pasó a manos de Marcelo Mindlin, el dueño de Pampa Energía, una de las empresas favoritas de Macri y más beneficiada por el gobierno de Cambiemos.
Además, Sánchez Caballero fue señalado por los ejecutivos de Odebrecht como uno de los eslabones de los “pagos indebidos”. Él afirma que es mentira. Es por el supuesto pago de coimas por el proyecto para el soterramiento del tren Sarmiento
Además, Angelo Calcaterra, primo de Macri, si bien fue procesado, quedará en libertad por estar bajo la figura del arrepentido.

Macri.
En las 558 fojas del procesamiento, la palabra “Macri” aparece solo 3 veces. Es en la declaración de Cristina Fernández (1); en la testimonial de Alejandro Ivanissevich (1); y para nombrar a María Pía Macri. (NA-Eldestapeweb.com)