Bonafini: “Se van a tener que ir”

Con una suelta de globos, la agrupación conmemoró ayer sus “1600 rondas de los jueves”, a las que no faltaron “ni un solo día”, en un acto en el que se llamó a la sociedad a “denunciar a los jueces corruptos”.
La Asociación Madres de Plaza de Mayo realizó ayer la marcha número 1.600 alrededor de la Pirámide de Mayo y la titular de la agrupación, Hebe de Bonafini, llamó a la ciudadanía a “denunciar a todos los jueces corruptos que conozcan”.
La iniciativa, acompañada de una suelta de globos, se lanza días después del fallo de la Cámara II de Casación Penal que en primera instancia dispuso la libertad de los represores Alfredo Astiz y Jorge “Tigre” Acosta y otra decena de marinos procesados por delitos de lesa humanidad; y el de los jueces de la Cámara Federal de Mendoza que dejaron en libertad a todos los imputados detenidos en la provincia. La medida de la Cámara de Casación -ahora en suspenso- había beneficiado también a los ex oficiales de la armada Raúl Scheller, Juan Carlos Rolón, Jorge Rádice, Raúl González, Ernesto Weber, Antonio Pernías, Víctor Cardo, Alberto González y Néstor Savio en la causa por violaciones a los derechos humanos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la última dictadura militar. La semana pasada, además del controvertido fallo de Casación, la Cámara Federal de Mendoza ordenó la liberación de todos los imputados por delitos de lesa humanidad que estaban detenidos en esa provincia.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner había calificado la semana pasada el fallo como “un día de vergüenza para la justicia de nuestro país”. Además, el fallo mereció la reprobación de dirigentes políticos, sociales y de entidades defensoras de los derechos humanos.

Recuerdos.
Las Madres de Plaza de Mayo cumplieron ayer desde las 15.30 la marcha número 1.600, que se realizó dando tres vueltas alrededor de la Pirámide de Mayo como lo hacen desde más de 30 años. Al hablar ante las personas que se congregaron en la plaza, Bonafini recordó “los momentos vividos en esta Plaza, todas las veces que nos llevaron presas” a las Madres.
Encabezadas por su titular, las Madres celebraron las “1600 rondas de los jueves”, a las que no faltaron “ni un solo día”. “El primer día que vine a la plaza, asustada, a la primera que ví fue a Azucena (Villaflor). Teníamos miedo de decir de donde éramos porque no sabíamos qué podía pasar”, afirmó Bonafini al recordar a una de las fundadoras de la agrupación, desaparecida durante la última dictadura militar.
“Nosotras socializamos la maternidad, y ninguna más pidió por su propio hijo. Somos madres de los 30 mil. Todos dieron su vida por la Revolución”, declamó la titular de la Asociación.
Por otro lado, Bonafini advirtió que “no vamos a dejar un solo juez corrupto que funcione. Se van a tener que ir, y también los vamos a juzgar y condenar”. Bonafini sostuvo que “hay más de 400 jueces de la dictadura” y aseguró que la campaña que lanzaron hoy (por ayer) tiene por objetivo “denunciar a todos aquellos jueces corruptos”.
La histórica dirigente de las Madres apuntó sus críticas hacia aquellos jueces “que tienen (detenidos) a los pibes pobres, sin ninguna condena, pero condenados a vivir en la cárcel por años y años”.

Escraches.
“De esos jueces, que tampoco cumplen su función para estos compañeros que están presos porque son pobres y negros, también necesitamos que nos manden los nombres”, solicitó la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo.
Al respecto, la agrupación subrayó: “Frente a tamaña ofensa y al total descaro de estos y otros tantos jueces cómplices que pretenden la libertad de los asesinos, las Madres de Plaza de Mayo vamos a realizar acciones en los lugares a donde ellos y sus familias asisten: restaurantes, peluquerías, casas de moda, concesionarias de automóviles”. “Las Madres no vamos a descansar hasta que renuncien y les podamos hacer juicio para llevarlos a la cárcel”, agregó la asociación, en un mensaje publicado en su página web.
La suelta de globos rojos se realizó a las 16.15, y los mismos llevaban una tarjeta con la inscripción: “25 de diciembre de 2008. 1.600 jueves sin faltar nunca a la Plaza. Si Usted conoce a jueces cómplices y corruptos, denúncielos. Escribir a: madres@madres.org”.
(Télam)