Boudou: “es una cuestión muy marginal”

El vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, aseguró ayer que el denominado “dólar blue” es “una cuestión muy marginal” que tiene que ver con “muy poquitos argentinos”, y sostuvo que la política cambiaria del gobierno “tiene que ver con la previsibilidad”.
“Eso que usted llama ‘blue’ es una cuestión muy marginal y muy especulativa que tiene que ver con muy poquitos argentinos, no más de 100 mil o 200 mil, y nosotros tenemos que mirar a los 40 millones de argentinos”, aseveró el vicepresidente en una entrevista a radio La Red.
Boudou destacó la política cambiaria de flotación administrada que lleva adelante el gobierno nacional, desde el 2003 a la actualidad.
“La política cambiaria de este gobierno tiene que ver con ser el vértice entre algunos factores importantes, tiene que ver con la previsibilidad, cosa que es indudable, dado que desde el 2003 el tipo de cambio no ha sufrido problemas en Argentina”, señaló Amado Boudou.
En este marco, sostuvo también que esa política “tiene que ver con que sea un tipo de cambio que, al mismo tiempo, sea competitivo desde el punto de vista de las exportaciones y que, a la vez, sea inclusivo desde el punto de vista del consumo dentro de la Argentina”.
“Algunos querrán un dólar más bajo o más alto, pero el gobierno lo que tiene que hacer es administrar para los 40 millones e interpretar que las políticas que lleva adelante tienen que servir al mismo tiempo a varios objetivos”, explicó el vicepresidente.

Mercado ilegal.
En tanto, al referirse al volumen del mercado del dólar ilegal, Boudou afirmó que quienes se vuelcan a ese tipo de operaciones pertenecen a “un sector de ingresos muy altos que está ingresando a un juego especulativo”.

Feletti.
El diputado nacional por el Frente para la Victoria, Roberto Feletti, consideró ayer que hay sectores que “están pidiendo a gritos una devaluación”, porque en el fondo “atacan la política económica que defiende el empleo”.
“Por supuesto que hay un interés desestabilizador. Porque el año pasado el gobierno con un desequilibrio externo de 18 mil millones de dólares, logró superarlo sin ajustar sobre salario y empleo que es lo que era la tónica de la Argentina”, dijo.
Agregó que “el gobierno bancó el desequilibrio externo, logró tener un superávit de 15.600 millones de dólares administrando su comercio exterior, logró afrontar los compromisos externos que eran muy pesados, logró importar la energía que hacía falta, y no se cayó un solo puesto de trabajo”.

Presión.
Feletti destacó que hay un “clamor de la presión devaluacionista que utiliza un mercado marginal”,y sostuvo que esos valores “tampoco se han trasladado a los precios porque si hubiera subas del 30 o 40 por ciento tendríamos una conflictividad social. El gobierno también ha sido exitoso en eso”.
Por eso, interpretó que los que impulsan las corridas del dólar “están presionando para producir un desmadre de precios relativos a partir de una devaluación abrupta que termine impactando sobre salarios, empleo y por supuesto una mejora en la tasa de ganancias, Y ese es el final de la desestabilización política”.

El “blue”.
El dólar “blue” tocó ayer la barrera de los 10 pesos para cerrar a 9,88, otra marca histórica que significó un alza de 25 centavos y alcanzó una brecha del 91,1% con el valor oficial. (Télam y NA)