Boudou reiteró que es inocente

El vicepresidente Amado Boudou reiteró ayer su inocencia en la denominada causa Ciccone y aseguró que las acusaciones en su contra se deben a que se la tienen “jurada desde algunos sectores” porque, dijo, pertenece a un espacio político que “se ha enfrentado a grupos poderosos”.
Durante el “Encuentro de legisladores del NOA por el proyecto nacional”, el vicepresidente aseguró que no necesita que “nadie lo defienda” porque él se “defiende solo” aunque agradeció las muestras de apoyo de los legisladores que participaron de las jornadas.
Sobre el ex funcionario del Ministerio de Economía José Capdevila, testigo de la causa que denunció amenazas, Boudou afirmó que lo que ha dicho “es un delirio”, pero consideró que “si hubo amenazas en su contra es grave”.
“Estoy convencido de lo que hice y lo que he hecho dentro de este espacio político”, añadió el vicepresidente, y atribuyó las denuncias en su contra a las “cosas buenas que uno ha hecho y a haberse enfrentado a los poderes concentrados”.
También responsabilizó a los medios masivos de comunicación como Clarín y La Nación por “hacerse eco” de imputaciones “sin fundamento y sin ningún tipo de rigor periodístico”.
Boudou insistió en remarcar por otra parte que “hay que defender el modelo de país” que impulsa la presidenta Cristina Fernández.
“Un modelo como el nuestro que tiene que ver con la distribución del ingreso y el rol del Estado y otro que pretende el crecimiento a cualquier costo. Uno es de exclusión y otro de inclusión. Es así de simple”, acotó. (Télam)