Brutal asalto a un colectivero

DELINCUENTES LE CORTARON UNA FALANGE DEL DEDO MEÑIQUE

Un colectivero sufrió ayer la amputación de una falange de un dedo al ser asaltado en la localidad bonaerense de Burzaco por tres delincuentes que le robaron un par de zapatillas, 300 pesos y las llaves de su auto particular, informaron fuentes policiales. A raíz del ataque, los compañeros de trabajo de la víctima iniciaron un paro de actividades en reclamo de justicia y mayor seguridad.
Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió esta madrugada, cuando Gustavo Espanza (54), conducía el interno 5338 de la Línea 177 y al pasar por la estación de trenes de Burzaco, en el partido bonaerense de Almirante Brown, sur del conurbano, tres delincuentes abordaron la unidad y lo amenazaron con un elemento punzo cortante. De acuerdo a los voceros, los asaltantes obligaron al chofer a salir del recorrido habitual al tiempo que le sustrajeron un par de zapatillas Nike, 300 pesos en efectivo y las llaves de su Peugeot 405.
Luego, al llegar al cruce de las avenidas Monteverde y República Argentina, uno de los ladrones le efectuó un golpe en su mano derecha con el elemento punzo cortante y le provocó el desprendimiento de la primer falange del dedo meñique, dijeron los informantes. Tras la agresión, los delincuentes escaparon, mientras que el chofer se dirigió hasta el Hospital Lucio Menéndez.
En dicho centro asistencial se presentó posteriormente un delegado de la empresa San Vicente, a la que pertenece la Línea 177, y sostuvo que la firma mantiene hace dos meses un conflicto gremial y que por las características del ataque no descartaba que éste estuviese vinculado a esa situación, detallaron los voceros policiales.
En tanto, los investigadores policiales realizaron un relevamiento de las cámaras municipales de la estación de trenes de Burzaco y descubrieron que los tres delincuentes aparentemente contaron con el apoyo de un vehículo particular que fue visto movilizarse por detrás del colectivo asaltado. Los choferes se manifestaron en Burzaco, donde luego de firmar un acta de compromiso con delegados y autoridades policiales en el que se acordó un plan de seguridad en determinados puntos del recorrido se levantó el corte. (Télam)