Buscan a dos hombres en México

JOVEN ARGENTINA ASESINADA EN PLAYA DEL CARMEN

Los investigadores del crimen de la joven argentina Vanesa González, asesinada el lunes en la ciudad mexicana de Playa del Carmen, buscan como sospechosos a dos hombres que estuvieron alojados en la casa de la víctima, informaron fuentes judiciales.
En tanto, el cuerpo de Vanesa (29) permanecía en la morgue “toda vez que ningún familiar ni personal del consulado se ha presentado ante la autoridad para reconocerla de manera oficial a fin de realizar la entrega del cadáver”, informó la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo en un comunicado.
Con el fin de ayudar a la familia a viajar, los amigos de Vanesa suspendieron una marcha prevista para anoche tanto en Buenos Aires como en Playa del Carmen.
En la investigación, se están siguiendo los datos aportados por un amigo venezolano de Vanesa y de su novio, Francisco Cavalli (21), que el lunes por la noche concurrió a la casa que ambos compartían en Colonia Colosio en momentos en que la joven argentina ya estaba desaparecida.
Según relató a Télam una fuente judicial, el joven declaró que ambos vivían con un amigo llamado Illich que fue el primero al que Francisco llamó cuando no encontraba a Vanesa y éste le dijo que no la había visto.
Cerca de las 23.30 del lunes, este amigo concurrió a la casa de la pareja y allí estaban tanto Illich como Francisco, quien comentó que no faltaba ropa de su novia, pero sí plata que ambos tenían ahorrada en una mochila y le preguntó al huésped: “¿No será que el chavo que metiste agarró el dinero?.
Entonces, según la declaración del venezolano, Francisco le comentó que Illich había llevado a otro joven a la casa, sin su consentimiento, para mantener relaciones sexuales, pero cuando el novio de Vanesa le pidió que le mostrara una foto, éste tomó una tablet y le dijo que había borrado la conversación y la aplicación a través de la cual lo había conocido.
Después de esto, ambos discutieron e Illich se fue de la casa sin poder haber sido localizado hasta ahora ni él ni el otro joven que también había estado alojado allí. (Télam)