CAME: “un ciclo económico difícil”

MANIFESTO SU "COMPLETA COINCIDENCIA" CON LA POSTURA DE MASSA SOBRE APERTURA DE IMPORTACIONES

La CAME advirtió ayer que la Argentina “atraviesa un ciclo económico difícil” en el que “la demanda interna viene cayendo profunda y sistemáticamente hace tiempo”, a la vez que manifestó su “completa coincidencia” con la preocupación del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, ante la posible apertura indiscriminada de importaciones.
A través de una misiva enviada al diputado nacional opositor, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aseguró que el país “atraviesa un ciclo económico difícil, donde la demanda interna viene cayendo profunda y sistemáticamente hace tiempo y el productor nacional perdió visiblemente competitividad frente a las subas agresivas en sus costos de producción”.
“Se trata de una realidad compleja y, en ese contexto de mercado en baja, se agrega que el empresario nacional no puede competir frete a los productos importados desde otros mercados o por contrabando desde países vecinos, que ingresan con precios más competitivos e imposibles de igualar por el fabricante nacional”, lamentó la organización presidida por Osvaldo Cornide.
Asimismo, la entidad empresaria resaltó que la Argentina “debe resguardar a su industria porque es la fuente de ingresos directa e indirecta de millones de trabajadores de todo tipo de calificación”.

“Industria es progreso”.
En ese sentido, la CAME destacó que “la industria es progreso, inclusión y bienestar”, ante lo cual señaló que “resguardarla es proteger el empleo y el ingreso de las familias, pero también es alentar la inversión y el desarrollo”.
En la carta dirigida a Massa, la organización manifestó su “completa coincidencia” con la “preocupación” del dirigente opositor respecto al “impacto negativo que pueden tener las importaciones indiscriminadas de bienes de consumo sobre la economía, desplazando al productor nacional del mercado interno y poniendo en riesgo a miles de fuentes de empleo”.

Cabrera.
El ministro de Producción, Francisco Cabrera, negó ayer que el Gobierno busque una apertura
“indiscriminada” de las importaciones como planteó el diputado José Ignacio De Mendiguren, al señalar que al legislador “lo manda” Sergio Massa a “pegarle” al presidente Mauricio Macri.
“Tenemos un proyecto productivo que hemos dicho hasta el infinito que no es de apertura de las importaciones de forma indiscriminada y por lo tanto es lo que estamos haciendo”, sostuvo Cabrera.
El funcionario planteó que “no hay ningún alimento de todos los que se importan, que todos tienen licencias automáticas, que superen el 1 por ciento del total de lo importado sobre lo consumido”, por lo cual se trata de un margen “absolutamente insignificante”.
En declaraciones a radio Mitre, Cabrera calificó además de “ignorante” o “malintencionado” a De Mendiguren, luego de que el legislador apuntara que Macri estaba “mal informado” respecto del proyecto de Massa para suspender las importaciones por 120 días.
“Cuando se refirió a que el Presidente estaba mal informado respecto a que se importaban alimentos, sabe que está siendo malintencionado porque no es correcto lo que está diciendo”, señaló Cabrera sobre De Mendiguren.

“Andá y pegale”
El funcionario advirtió que Massa “le dirá” a De Mendiguren “andá y pegale a Macri”, lo cual le parece “una barbaridad, poco serio e irresponsable”.
Por la misma radio, De Mendiguren había alertado ayer que “cuando un productor argentino ve que otra vez las medidas son ingresos de capitales irrestrictos, suba de la tasa de interés y planchar el tipo de cambio, eso en la Argentina se llamó bicicleta financiera, y cuando se instaló nos fue pésimo a los sectores productivos, tanto del campo como la industria”.
Luego de la respuesta de Cabrera, el legislador massista y dirigente de la UIA expresó desde su cuenta en la red social Twitter que “no hay que enojarse, hay que escuchar”.
Asimismo, De Mendiguren le reprochó a Macri que “se olvida” que Massa “lo acompañó a Davos cuando necesitó y le dio todas las leyes que necesitó con las correcciones”, y ahora “sale a decir ‘que estudien’, que no sabemos y que le ponemos palos en la rueda”. (NA y DyN)