Capitanich se refirió a una eventual declaración de “desacato” por parte de Griesa

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó ayer que una eventual declaración de “desacato” por parte del juez de Nueva York Thomas Griesa sobre la Argentina significaría una violación de la “inmunidad soberana del país”, en referencia al litigio judicial con los fondos buitre.
Capitanich, en su habitual conferencia de prensa, entendió que “en la condición de país soberano no existe una orden de desacato sino violando efectivamente la inmunidad soberana del país”, en referencia a la advertencia que el juez Griesa hizo a la Argentina en la última audiencia que citó a las partes en su juzgado, concretada el viernes pasado.
Griesa consideró como “falsas y engañosas” las afirmaciones que el Gobierno argentino publicó un día antes en los principales diarios de Estados Unidos, para dirigirse a los bonistas que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010 que aún no pudieron cobrar el dinero depositado por el país a causa del bloqueo decretado por el juez neoyorquino sobre esos fondos.

La Haya.
El Jefe de Gabinete también se refirió al rechazo del Gobierno de Estados Unidos de la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya al señalar que ante esa instancia, el gobierno de Barack Obama “debe promover una solución a la controversia en forma pacífica, tal cual lo prescribe la Carta de las Naciones Unidas, la Carta de la OEA y el derecho internacional”.
“Estados Unidos es responsable por la actuación de uno de sus respectivos poderes, que es el Poder Judicial”, explicó Capitanich a la prensa, al margen de “la independencia del funcionamiento de los mismos por parte del sistema republicano”.
El jueves, el gobierno argentino presentó ante la CIJ una demanda contra los Estados Unidos por “la violación de su obligación internacional de respetar la soberanía” de la Argentina por parte de la justicia de ese país, lo que genera inconvenientes en el proceso de reestructuración de deuda.

Pollack.
En la misma audiencia del viernes en que Griesa esgrimió la amenaza de la figura del desacato contra el país, el juez neoyorquino volvió a llamar a la Argentina y a los fondos buitre a “continuar con el proceso” de negociación en el marco de la mediación del ‘special master’ Daniel Pollack.
Ante esa instancia, hasta ayer no se había dado a conocer convocatoria alguna a las partes por parte del mediador, cuya actuación fue cuestionada por la Argentina por su manifiesta falta de imparcialidad en la intermediación con los fondos buitre.
El jefe de Gabinete reiteró que las supuestas negociaciones del sector privado argentino para destrabar el conflicto con los fondos buitre “no incumben ni son responsabilidad del Estado”.

Fondo Elliot.
Por su parte, sobre el litigante fondo Elliot, el presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Alejandro Vanoli, afirmó ayer que la información remitida por los reguladores de Francia sobre Paul Singer, resultó relevante para la investigación solicitada por Argentina a la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos.
“Para nosotros, la información que recibimos de Francia sobre uso de información privilegiada por parte de (el director del fondo Paul) Singer y la multa de 16 millones de euros que se le impuso en ese país, ha sido un elemento importante”, dijo Vanoli. (Télam)

Respaldo de Argelia
El gobierno de Argelia expresó su “total apoyo y solidaridad” con Argentina en el proceso de reestructuración de su deuda pública y expresó su preocupación por el accionar de los fondos buitre, en el marco de la cuarta Reunión de Consultas Políticas entre ambos países realizada en la nación africana.
El gobierno argelino manifestó además la “urgente necesidad” de una nueva arquitectura financiera internacional que “apoye el desarrollo en lugar de la usura”, informó Cancillería en un comunicado.
La delegación nacional estuvo encabezada por el vicecanciller Eduardo Zuain, quien agradeció el histórico apoyo de Argelia en la Cuestión Malvinas.
Ambos países coincidieron en profundizar los históricos lazos que unen a las dos naciones, especialmente en los campos del comercio bilateral y la cooperación sur.
Por otro lado, se analizaron las principales amenazas a la paz mundial y el rol de los organismos multilaterales. En ese sentido, destacaron la importancia de contar con “instituciones internacionales fuertes, democráticas y representativas de los países del sur”.
Autoridades de los dos países también expresaron la necesidad de reunir a la Comisión Económica Mixta y al Comité Científico, y realizar otras acciones como la creación de un Consejo Empresarial a fin de intensificar la relación comercial y cooperación bilateral.
Argelia es el principal comprador de productos argentinos en África. (Télam)