Carrió denunció a funcionarios

SUPUESTAS NEGOCIACIONES INCOMPATIBLES

La diputada nacional Elisa Carrió denunció ayer a tres funcionarios del Ministerio de Energía y Minería a cargo de Juan José Aranguren, por presuntas “negociaciones incompatibles con la función pública”, por haber supuestamente beneficiado a empresas privadas de las que fueron empleados jerárquicos antes de asumir sus cargos.
La denuncia quedó a cargo del juez federal Claudio Bonadío, tras ser sorteada en la Cámara Federal porteña y el fiscal federal Carlos Rívolo deberá determinar si hay elementos para impulsarla.
Los denunciados son el secretario de Recursos Hidrocarburíferos, José Luis Sureda; el subsecretario de Refinación y Comercialización, Pablo Popik; y el director nacional de Gas Licuado de Petróleo, Luis Barile.
Carrió pidió investigar si los tres pudieron haber firmado resoluciones, hecho gestiones o haberse interesado de manera personal “en operaciones vinculadas a empresas de las que fueron parte” antes de llegar a la función pública.
Ello habría afectado la “imparcialidad” y “fidelidad” en el desempeño de sus funciones, consideró la diputada en su denuncia.
En particular se refirió a la distribución entre las empresas fraccionadoras de gas licuado, de los cupos de gas propano para ser envasados, “fijando además las bocas de carga autorizadas para el aprovisionamiento del fluido”.
“Esos permisos terminan definiendo la extensión de los beneficios de cada empresa, en el marco del mercado de las garrafas sociales”, agregó Carrió. (Télam)

Compartir