Inicio El Pais Carzoglio aseguró que Macri quería a Pablo Moyano preso

Carzoglio aseguró que Macri quería a Pablo Moyano preso

EL JUEZ DE GARANTIAS REVELO QUE RECIBIO PRESIONES

El suspendido juez de garantías Luis Carzoglio aseguró ayer que fue presionado por personal de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que le manifestaron que “el presidente (Mauricio Macri) estaba interesado en la detención de (el líder del sindicato de Camioneros) Pablo Moyano”. Carzoglio se vio en el centro de una tormenta política meses atrás por denegar la prisión preventiva para Pablo Moyano en el marco de una causa sobre supuesta asociación ilícita en el Club Atlético Independiente y actualmente enfrenta un jury en el Consejo de la Magistratura.
“A mí me visitaron dos agentes de Inteligencia para manifestarme directamente que el Presidente estaba interesado en la detención de Pablo Moyano”, aseguró el juez de garantías de Lomas de Zamora en declaraciones a Radio Estación Sur. Respecto de su actuación en esa causa, Carzoglio subrayó que él mantuvo “la parcialidad” y resolvió lo que estimó “conveniente”, al tiempo que negó “todo tipo de charlas con Moyano” durante el tiempo que intervino en el expediente.

Espionaje.
Al vincular su situación con el caso de presunto espionaje ilegal que investiga el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, Carzoglio sostuvo que él y sus abogados fueron “los primeros en echar luz sobre la intervención de la Inteligencia en la Justicia”. “Creo que ya perdimos la República, porque no funciona la Justicia y la República ha perdido su base, que es el Poder Judicial”, agregó el suspendido juez.
Además, reveló que la diputada oficialista Elisa Carrió se contactó con él para expresarle su solidaridad. “Me llamó hace dos meses para transmitirme su preocupación y su solidaridad”, relató Carzoglio.

Carrió.
En tanto, ayer el ex embajador en el Vaticano y actual diputado del Parlasur Eduardo Valdés denunció ante la Justicia a Elisa Carrió, Paula Oliveto Lago y Mariana Zuvic. “Tengo sobrados motivos para asegurar que realizaron tareas de espionaje político sobre mi persona”, afirmó Valdés por Twitter, donde dio cuenta de su presentación ante el juzgado federal de Dolores. La denuncia es por violación a la Ley de Inteligencia, violación de secreto, encubrimiento agravado, calumnias y falsa denuncia.
Valdés precisó que “las diputadas de la Coalición Cívica utilizaron transcripciones de escuchas ilegales realizadas en el penal de Ezeiza” y que “quisieron responsabilizarme de instigar la denuncia contra Stornelli”. En ese sentido, aseguró tener “la certeza de que a Oliveto se las entregó D’Alessio” y recordó que “Oliveto misma reconoció haber hablado con el extorsionador y espía tras haber sido allanado por Ramos Padilla”.
Las dirigentes de la Coalición Cívica salieron a contrarrestar el efecto de la denuncia de Pedro Etchebest contra Marcelo D´Alessio por extorsión, con esas transcripciones, para así deslegitimar la denuncia, que afecta al fiscal Carlos Stornelli, a quien D’Alessio invocó al pedir 300 mil dólares al empresario para no ser involucrado en la causa de las fotocopias de los cuadernos.

“Encubridoras”
Valdés recordó que en una reciente entrevista televisiva, Carrió “reconoció que en su despacho recibieron un ‘sobre anónimo’. Cuando vio que eran escuchas, en lugar de denunciar ese flagrante delito, editó el contenido para adecuarlo a su conveniencia política”. De este modo, las disputadas “usaron material ilegal para organizar una campaña de prensa sobre un supuesto ‘Operativo K’ para frenar y ensuciar la investigación de Ramos Padilla”, de tal modo que para Valdés “se comportaron como encubridoras de D’Alessio y su banda”.
El ex embajador remarcó que “estas claras conductas delictivas son inadmisibles y mucho más proveniendo de Diputadas de la Nación”, en consonancia con lo expresado por el bloque kirchnerista en la Cámara Baja, que podría avanzar para que Diputados estudie la probable inhabilidad moral. (NA / Página12.com)