Casi 2.400 inmuebles pueden ser rematados

Casi 2.400 inmuebles de la provincia de Buenos Aires se encuentran en situación de remate, según lo autorizó el Poder Judicial, debido a las deudas impositivas que sus propietarios registran con el fisco, informó ayer la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA).
Estos morosos deben, en conjunto, más de $122 millones en concepto de los impuestos sobre los Ingresos Brutos, Inmobiliario y Automotores y, a pesar de que fueron intimados en forma recurrente por la agencia, nunca mostraron voluntad de regularizar su situación.
Por ese motivo, oportunamente ARBA les inició a través de sus apoderados fiscales el juicio de apremio para reclamar la deuda y, en función de ese mecanismo, se les trabaron medidas cautelares como embargos e inhibiciones para garantizar el crédito de la provincia de Buenos Aires.
Una vez transcurridos los plazos procesales, y en vista de la falta de cumplimiento de los contribuyentes, los jueces dictaron sentencias de remate en cada uno de los expedientes.
El titular de ARBA, Iván Budassi, sostuvo que “la subasta judicial es la última instancia de cobro que tiene la provincia cuando el deudor no muestra voluntad de cumplir”.
Sin embargo, explicó que “nuestra intención es que estos contribuyentes regularicen su situación y paguen lo que deben sin necesidad de llegar al remate”.

Morosos.
La nómina de morosos en esta condición, que incluye tanto a empresas como a contribuyentes particulares, puede consultarse en www.arba.gov.ar, accediendo al enlace “Listado de deudores”, y luego a “Remates autorizados por la Justicia”.
En la lista se detalla nombre o razón social, CUIT, monto adeudado y departamento judicial donde se tramita la causa. Además, pueden verse fotos de algunos de los inmuebles en situación de subasta.

Plan de pago.
Budassi recalcó que “desde ARBA estamos ofreciéndoles a estos deudores la posibilidad de ingresar al nuevo plan de pagos que puso en marcha la provincia de Buenos Aires, de forma que puedan cancelar sus obligaciones fiscales, evitando el remate”.
Además, agregó que “el gobernador Daniel Scioli dio instrucciones precisas para otorgar mayores facilidades a los deudores, para que se pongan al día con sus impuestos”.
“Con las diferentes acciones de cobro que implementamos desde ARBA buscamos resguardar los intereses de la provincia, ya que todos los recursos provenientes de la recuperación de deudas se utilizan directamente para dar respuesta a las necesidades de seguridad, educación, salud y otros servicios que brinda la administración pública”, agregó.
El programa de “Inclusión Tributaria” brinda a todos los contribuyentes de la Provincia, incluso a los que se encuentran en instancia judicial, la oportunidad de regularizar sus deudas impositivas con modalidades de financiamiento que se adaptan a la situación de cada deudor. (Télam)