Cayó la industria 5,7% en julio

ACCIONES CAEN 16%, EL DOLAR LLEGO A $40 Y LA NAFTA VOLVIO A AUMENTAR

Afectada por la devaluación, la suba de tasas y la baja del consumo, la actividad industrial registró en julio una caída del 5,7% en comparación con igual período de 2017 y alcanzó el tercer mes consecutivo en baja, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
En el acumulado de los primeros siete meses de 2018 en su conjunto, el estimador mensual industrial (EMI) alcanza el mismo nivel que en igual período del año anterior, por lo que registra una variación interanual de 0,0%.
Julio fue el tercer mes seguido de caída, luego de los retrocesos del 1,2% en mayo y 8,1% de junio, tras un período con datos positivos entre enero y abril. En definitiva, las estadísticas oficiales registran el impacto de la fuerte suba del dólar, la escalada de las tasas de interés y la baja del consumo.

Sectores.
Los sectores que más bajaron fueron: refinación del petróleo (20,9%), la industria del tabaco (13,9%), textil (12,9%), los productos de caucho y plástico (11,9%), metalmecánica, excluida la industria automotriz (11,9%) y la elaboración de sustancias y productos químicos (9,6%). Por otra parte, se registran subas en las industrias metálicas básicas (13%) y en la industria automotriz (12,9%), en la comparación interanual.
En comparación con julio del año pasado, la industria alimenticia experimentó una baja del 1,8%, según el informe oficial. La producción de carnes rojas registró un aumento de 11,9% respecto del mismo mes del año anterior y acumula, en los primeros siete meses de 2018, una suba de 10,2%.
La producción de carnes blancas registra una disminución de 0,5% respecto del mismo mes del año anterior y acumula, en los siete primeros meses una caída de 5,2%. La molienda de cereales y oleaginosas registra una disminución de 14,4% respecto del mismo mes del año anterior, y acumula una caída de 10,6% respecto del mismo período del año pasado.

Construcción.
A pesar de haber registrado una leve suba del 0,7% en términos interanuales, la construcción se desplomó durante el mes de julio un 2,5% respecto al mes anterior, según informó el Indec. El Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) arrojó que el trabajo registrado en el sector privado cayó 1,1% con relación al mes anterior. Por su parte, con respecto al mismo mes del año pasado, el dato de junio registró una suba de 3,4%
En el período enero-junio 2018, el indicador presentó un incremento de 7% con respecto al mismo lapso del año anterior. El acumulado del índice serie original durante los primeros siete meses del 2018 presenta un aumento de 9,3% respecto a igual período del 2017, señaló el organismo.

Encuesta.
Los datos más relevantes de los publicados ayer por el Indec son los de la encuesta cualitativa industrial, que mide expectativas de las firmas y sus previsiones para el período agosto-octubre 2018, en relación a igual trimestre de 2017. Es que en su conjunto, el empresariado proyecta un trimestre recesivo.
El 44,8% de las empresas anticipa una caída de la demanda interna, que contrasta con el 11,1% que espera un aumento. Y el 23,7% anticipa una disminución de la cantidad de empleados en sus firmas; mientras que solo 9,4% de los encuestados prevé un aumento. Y 31,3% prevé una baja en la utilización de su capacidad instalada, prácticamente el doble del 15,1% que vislumbra una suba.
Consecuentemente, 50,9% de las empresas consultadas prevé un aumento en sus necesidades de financiamiento para el período agosto-octubre 2018; 46,9% no espera cambios; mientras que el 2,2% restante anticipa una caída. (NA-Lapolíticaonline.com)

Aumentan remedios entre 5 y 15 por ciento
A un ritmo marcado por el constante aumento en el valor del dólar, los medicamentos han tenido aumentos de precios en los últimos días que oscilan entre el 5 y el 15 por ciento. La inminente renegociación del convenio entre el PAMI y la industria farmacéutica “genera algo de incertidumbre en todo el sistema”, sostuvo el presidente del Colegio Farmacéutico de La Pampa, quien consideró que no se llegará al extremo del corte de servicio.
Entrevistado por Radio Noticias, Marcelo Fernández Cobo, presidente del Colegio Farmacéutico de La Pampa, comentó que la disparada del dólar no ha repercutido hasta ahora en el día a día de las farmacias. “Para la magnitud del proceso de devaluación, la realidad es bastante normal”, comentó en El Aire de la Mañana. “Solamente el día viernes notamos faltante de alguna cosa”, señaló. “Las farmacias reportaron que faltaba alguna cosa; y las droguerías daban falta de algunos productos”, precisó.
“No podemos decir que hay un problema general de abastecimiento; puede haber alguna cosa en falta, un poquito más de lo normal, pero no podemos prender una alarma diciendo que hay desabastecimiento de medicamentos”, aclaró.
El viernes también se empezaron a sentir los primeros aumentos. “Aumentos que no podemos hablar de una linealidad -señaló-, porque han aumentado el 15 por ciento unos; otros el 5 y otros el 10; cada laboratorio ha ido moviendo los precios en forma individual, no en forma masiva”. Esos incrementos del 5 al 15 por ciento “se suman a este 17 por ciento que hubo prácticamente desde marzo, abril, a la fecha, porque los medicamentos no estuvieron congelados hasta ahora”, indicó.
-¿De qué depende ese 5 a 15 por ciento de aumento? ¿del componente importante del medicamento?
-De varias cosas diría; el componente importado es una variable, aunque convengamos que lo único que se importa es la droga y algunos excipientes, el resto es todo trabajo argentino.
Fernández Cobo recordó que “en los ’90 los medicamentos tuvieron aumentos por encima de la inflación, casi un 300 por ciento, y en los últimos años el aumento estuvo siempre por debajo de la inflación, hasta el 2012 y 2013”. Después esa pauta de incrementos se aceleró aunque “no llegaron a recuperar esa diferencia”.

Convenio del PAMI.
Fernández Cobo estimó que ni aún en el escenario más difícil, se cortará la provisión de medicamentos a los afiliados del PAMI. “El PAMI y la industria farmacéutica tienen una relación muy especial, se necesitan el uno con el otro, y ninguno puede darse el lujo de perder ese convenio”, contextualizó el farmacéutico pampeano.
“El PAMI había logrado congelar el precio del medicamento a un valor de referencia, que eran los precios al 28 de febrero menos un 5 por ciento; con lo cual habían logrado una retracción importante en le precio, tanto el que paga PAMI como el que paga el jubilado”. Ese valor de referencia “había tenido un ajuste allá por junio, de acuerdo al convenio que tiene que ver con el 70 por ciento de diferencia del IPC (Indice de Precios al Consumidor), y se esperaba que ahora en septiembre, con el ajuste trimestral, tuviera otro ajuste, que yo calculo que va a haber”.
Sin embargo, en el contexto recesivo actual “creo que se abre una ventana de negociación de 60 por parte de las cámaras y los laboratorios nacionales, que es la que habilita la cláusula de rescisión y que genera incertidumbre en todo el mercado”.
-¿Hay riesgo de corte de servicios al PAMI?
-Nosotros creeríamos que no. De hecho el jueves hubo un confederal y ya se avizoraba que con estos cambios, el convenios como estaba iba a ser difícil que siguiera. Si bien nosotros como Federación podemos tener alguna alternativa para atender a los afiliados de PAMI, entendemos que esta relación entre el PAMI y la industria, es una relación muy especial que se necesitan el uno con el otro, y ninguno puede darse el lujo de perder este convenio.