CFK declaró por el Memorándum con Irán

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner justificó su decisión de haber suscripto el Memorándum de Entendimiento con Irán en la necesidad de subsanar la parálisis de la investigación en el atentado de la AMIA, y acusó al juez federal Claudio Bonadio de “ser parte del encubrimiento”.
“Doctor Bonadio, de usted no espero Justicia. Pero confío plenamente que cuando en la Argentina se restituya el Estado de Derecho, tan dramáticamente afectado hoy por la espuria y desvergonzada relación entre el poder político y el poder Judicial, la Justicia que reclamo se proveerá”, sostuvo en el escrito.
Cristina Kirchner presentó un escrito con el patrocinio de su abogado Alejandro Rua, y luego hizo una breve declaración aunque ella evitó ese término en el despacho judicial y dijo que “iba a hablar”.
La exmandataria, electa senadora el pasado fin de semana, arribó a las 9.55 horas por el acceso lateral al edificio de Comodoro Py 2002, en una caravana de tres vehículos y acompañado por colaboradores.
En el despacho de Bonadio, a quien se cruzó por breves minutos pero no saludó, presentó un escrito de doce carillas, en el que justificó que el Memorándum, herramienta que según la denuncia apuntó a desviar la acusación sobre los iraníes acusados de volar la AMIA, era la única vía para activar la investigación paralizada.

“Solución diplomática”.
“El Memorándum de Entendimiento con Irán fue la solución diplomática y pacífica por la que ambos países optaron para resolver la controversia y permitir que el poder judicial argentino pudiese llevar adelante las indagatorias requeridas para el necesario avance de la causa”, dijo en el escrito, en el que además citó que el tratado fue aprobado por el Congreso de la Nación, aunque no puesto en marcha al ser declarado inconstitucional por la Justicia.
Asimismo, refirió a “cuestiones políticas no judiciables” la firma del entendimiento y remarcó que Interpol “fue consecuente con la posición Argentina en cuanto a que las alertas rojas no resultaban afectadas por la suscripción del Memorándum”.
En las consideraciones finales de su escrito, dirigió durísimas críticas hacia Bonadio, con quien está enemistada pues fue el juez que primero la procesó por la causa de la compra de dólar futuro y luego hizo lo propio al considerarla “jefa” de una asociación ilícita en el caso Los Sauces por el alquiler de hoteles para los empresarios Lázaro Báez y Cristobal López.

“Fue imputado”.
“Usted fue imputado por ser parte del encubrimiento al atentado a la AMIA y apartado de la investigación de dicha causa por tal motivo. Usted paralizó la investigación de dicha causa por tal motivo”, disparó.
Además, lo acusó por su relación con el exministro del nterior menemista Carlos Corach por haberlo protegido y le señaló a Bonadio que fue denunciado por el fallecido fiscal Alberto Nisman.
Tras la presentación de la expresidenta y sus dichos ante el juez, Bonadio cuenta con diez días para resolver la situación procesal de Cristina Kirchner y demás implicados.

“Persecución judicial”.
Por otro lado, la ex mandataria acusó al gobierno nacional de valerse de la “persecución judicial” para “atemorizar los dirigentes de la oposición” y hacerlos “callar” en “el parlamento”.
“El objetivo de esta persecución judicial es atemorizar a los dirigentes de la oposición: quieren hacer callar a la oposición en el parlamento”, enfatizó Cristina Kirchner.
En declaraciones periodísticas consideró la causa como un “gran disparate jurídico”.
“La única traición a la patria que hoy hay en el país es utilizar a un poder judicial como el que está aquí en Comodoro Py para perseguir a los opositores”, afirmó Cristina Kirchner.
Además, subrayó: “Quieren un parlamento sumiso, quieren un parlamento donde los legisladores y las legisladoras voten lo que ellos quieren y conmigo no lo van a conseguir; estoy dispuesta a representar a los 3 millones y medio de bonaereses que se manifestaron en contra del ajuste”.
“Creo que además que este objetivo de silenciar a la oposición, a los legisladores y legisladoras de la oposición tiene que ver con el ajuste que se viene: el aumento de la nafta, de las tarifas, las fexibilización laboral, de las jubilaciones, lo que está pasando con la desocupación”, afirmó.
Rodeada de diputados electos por Unidad Ciudadana y de otros dirigentes oficialistas, la expresidenta dijo que el gobierno intenta contar con “un parlamento sumiso; quieren un parlamento donde los legisladores y las legisladoras voten lo queellos quieren y conmigo no lo van a conseguir”. (NA)