CGT de Moyano prepara movilización

El subjefe del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, advirtió hoy que los sindicatos que integran la CGT que dirige su padre, Hugo Moyano, analizarán “una nueva movilización o un nuevo paro nacional” que será anunciado “en los próximos días”.
Ante la falta de respuesta del Gobierno al reclamo por la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, Moyano afirmó que “hay gremios que ya están lanzando medidas de fuerza y esto se va a seguir profundizando con la bronca de los trabajadores”.
Sobre los pasos a seguir en el reclamo, el secretario general adjunto del Sindicato de Camioneros remarcó que “no se descarta un paro nacional”.

Reunión.
Aunque a fines de julio, la CGT opositora y la CTA liderada por Pablo Micheli habían anunciado un paro nacional por 24 horas para mediados de agosto, Moyano precisó que los consejos directivos de los sindicatos que integran esta central recién se reunirán en los próximos días para definir las medidas de fuerza.
“En este momento hay un congreso internacional donde están reunidos los gremios de transporte. A la vuelta va a haber una reunión del consejo directivo de la CGT y seguramente va a salir una medida de fuerza que puede ser una movilización o un nuevo paro”, indicó.
En conversación con radio Nacional Rock, Moyano señaló que según las últimas expresiones del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en el Gobierno “han cerrado toda posibilidad de negociación” para modificar Ganancias.
Al respecto, el sindicalista señaló que esto “va profundizando la bronca de los trabajadores” que “ya han empezado a tomar medidas de fuerza”.

Ganancias.
El reclamo la suba del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias también es apoyado por las centrales oficialistas que conducen el metalúrgico Antonio Caló y el jefe de la CTA cercana al Gobierno, Hugo Yasky.
Ambos dirigentes sindicales mantuvieron reuniones con Capitanich y con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, para formalizar el pedido, sin embargo no hubo avances en el reclamo.
Ante la falta de respuesta, distintos gremios que componen la CGT oficialista no descartaron avanzar en las medidas de fuerza y hasta plegarse en una protesta encabezada por la central que dirige Moyano.

Lear.
Consultado sobre el reclamo de los trabajadores de la autopartista Lear por despidos y suspensiones, indicó que la empresa trata de “poner a la gente en contra” de los empleados.
Asimismo, cuestionó la actuación de Gendarmería frente a las manifestaciones de los trabajadores al sostener que el Gobierno “perdió el control de la protesta” y que ellos “también” han “sufrido represión en distintas protestas”.
Los trabajadores de la autopartista, con apoyo de distintas agrupaciones de izquierda, bloquearon recientemente el tránsito en la autopista Panamericana, en la localidad de General Pacheco, para reclamar por la reincorporación de despedidos.

Cines.
Trabajadores de salas de cine agremiados en Sutep continuaban ayer con los paros sorpresivos en cadenas multinacionales en el marco del conflicto que mantienen con el sector por mejoras laborales, a la espera de una nueva reunión el jueves en el Ministerio de Trabajo.
Las medidas de fuerza, que comenzaron el viernes y podrían extenderse hasta el jueves cuando el gremio se reúna en el Ministerio con las empresas, se profundizaron ayer en coincidencia con las celebraciones del día del niño.
Así lo informó a DyN el tesorero del Sutep, Daniel León, quien afirmó que hubo “asambleas y paros sorpresivos” en las cadenas Village, Hoyts, Cinemark y Showcase.
Los trabajadores reclamaron la firma de un “nuevo convenio colectivo de trabajo” que las empresas se “niegan a firmar”. Además, señalaron que el conflicto se mantiene desde hace “dos años”.
León detalló que los empleados exigen contratos “bajo relación de dependencia” y denunció “casos de contratos por tiempo parcial”, además de “trabajo precarizado y salario bajo”.
“Por las vacaciones de invierno contrataron gente, la hicieron trabajar de corrido, sin francos y se los despidió cuando termino la temporada”, se quejó y agregó: “Se abusan de los trabajadores”.
Asimismo, solicitaron que se pague el plus por “trasnoche” y denunciaron que los empleados cumplen “multifunciones” y “no se respetan las categorías”. (DyN)