Citibank planea desprenderse de bonos

EL MINISTERIO DE ECONOMIA INTIMO A ENTIDAD BANCARIA

El Citibank decidió desprenderse de su negocio de custodia de títulos argentinos como estrategia para cumplir con la ley bancaria local y ante el temor de perder la licencia de sus operaciones en el país, luego que el juez neoyorquino Thomas Griesa decidiera prohibirle a la entidad el pago de bonos bajo ley argentina, que vence el próximo 31 de marzo.
El gobierno advirtió que, ante cualquier iniciativa, el Citi tiene que “atenerse a la ley argentina”, según sostuvo ayer el ministro de Economía, Axel Kicillof, en una entrevista con Radio 10, en referencia al cumplimiento de la Ley de Entidades Financieras 21526 que regula el funcionamiento de las entidades bancarias en el país.
En respuesta a esta intimación, la entidad norteamericana informó que su casa matriz “ha determinado ahora que Citibank Argentina desarrolle y ejecute un plan de salida del negocio de custodia lo antes posible”, al margen del resultado de la apelación en curso en Nueva York.
Esta decisión de la entidad financiera fue dada a conocer luego que el Ministerio de Economía intimara el lunes al Citi a que en un plazo no mayor a 48 horas aclare la “actitud” que llevaría adelante respecto a los giros de los pagos del Gobierno de los bonos bajo ley argentina que están en la mira de Griesa.

Carta.
En la misiva -enviada por el secretario de Legales del Ministerio de Economía, Federico Thea, al titular del Citi, Gabriel Ribisich-, la entidad financiera recibió la misma advertencia efectuada en una carta anterior por parte de Economía, del pasado 6 de agosto, sobre lo “innecesario” de las aclaraciones solicitada al juez Griesa sobre los pagos de bonos de jurisdicción nacional.
En base a esto último, el Citi “debió abstenerse de formular pedidos de nuevas aclaraciones que tuvieron el efecto, por un lado, de confundir al mercado y a los tenedores sobre el alcance de sus derechos y los efectos extraterritoriales de las medidas pari passu”, sostuvo la carta de Thea.
Economía recordó a la entidad bancaria, tal lo expresado en su comunicado oficial la semana pasada, que “la República podría revocar la licencia del Citibank Argentina e incluso imponer responsabilidad penal a sus empleados” si no cumple con el pago de los títulos emitidos bajo ley nacional.

Citi.
Tras el pronunciamiento del viernes del juez Griesa, que denegó el ‘stay’ pedido por la entidad bancaria, el Citi quedó en una situación irregular con las leyes argentinas, definida como “extrema”, a raíz de la intrincada y discrecional interpretación que Griesa le dio al ‘pari passu’, que permitió que el banco pudiese pagar “por única vez” en los últimos tres pagos, mientras que ahora estableció exactamente lo contrario, impidiendo el banco norteamericano efectuar los giros del próximo 31 de marzo.
Asimismo, el Ministerio de Economía expresó que “en un vergonzoso exceso de jurisdicción, Griesa le ordenó a Citibank Argentina que cumpla una orden que no solo es operativamente imposible sino que, más grave aún, expone a la sucursal a violar las leyes argentinas”
Ayer al mediodía, el Citi dio a conocer su posición en la que sostuvo que es “ajeno al conflicto de fondo y su sucursal en Argentina (que es) un mero custodio para sus clientes de los bonos mencionados, está sujeta a una situación de conflicto internacional de leyes sin precedentes”.
Por lo que expresó que utilizará todos los recursos legales para apelar la decisión de Griesa. (Télam)