Coinciden con Aguer

EL NUMERO DE DESAPARECIDOS

El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador coincidió ayer con el postura reaccionaria del arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, quien en el tedeum por el 25 de mayo en esa ciudad cuestionó la reciente promulgada ley bonaerense que precisa que los desaparecidos fueron 30 mil y que el carácter de la dictadura fue cívico-militar, informó ayer el sitio Infonews.
“El hecho de que se pueda establecer una verdad con una ley me parece que no corresponde y es algo que no comparto bajo ningún punto de vista”, afirmó el radical que secunda a María Eugenia Vidal, en sintonía con el referente de la corriente más conservadora de la Iglesia católica.
El jueves, Aguer calificó de “número mágico” la cifra de 30 mil desaparecidos de la última dictadura y criticó a los legisladores bonaerenses por votar dicha la ley, que establece que en los documentos oficiales que refieran a ese tema se debe citar esa cantidad de desaparecidos y también que los dictadores tuvieron la complicidad de civiles.
El arzobispo platense cuestionó además al Congreso por limitar el alcance del 2×1 para condenados por delitos de lesa humanidad y le reprochó al gobierno de Mauricio Macri haberse despegado del fallo pro genocidas de la Corte Suprema.
Si bien Salvador no fue tan lejos como el otros representantes de Cambiemos que enarbolan el discurso negacionista -dado que reconoció la existencia de un plan “sistemático y siniestro” de secuestro, tortura y desaparición-, el funcionario sentó postura al no responder sobre el número de desaparecidos y esquivar la pregunta. “De todas maneras, sea un numero u otro imponerlo por una ley me parece que no es el camino”, evadió el tema el radical, en declaraciones a la radio Cooperativa, en el marco de la línea del actual Gobierno que en múltiples declaraciones relativiza el peso del terrorismo de Estado en el país.
El primero en instalar la discusión sobre la cantidad de desaparcidos fue el ex ministro de Cultura porteño Darío Lopérfido, quien afirmó que “no hubo 30 mil”.