Colocan nombre de la víctima 85 de AMIA

Augusto Daniel Jesús, nombre de la víctima número 85 del atentado a la AMIA, recientemente identificada por el Equipo Argentino de Antropología Forense y la UFI-AMIA, quedó plasmado en el cartel ubicado en la fachada de la mutual judía junto a los del resto de los fallecidos en el ataque perpetrado el 18 de julio de 1994.
El cuerpo de Jesús fue identificado meses atrás, tras 22 años de reclamos de familiares de las víctimas para que los restos sean sometidos a un estudio de ADN que permitiera poner nombre y apellido a la víctima número 85.
Ahora, el nombre de Augusto Daniel Jesús figura junto al de su madre, María Lourdes Jesús y del resto de la víctimas del atentado a la AMIA, en letras blancas sobre el fondo negro del mural ubicado en la fachada del edificio de Pasteur 633.
Según pudo reconstruir, esa mañana de julio, Augusto y su madre concurrieron a la sede de la mutual judía, para asistir a un curso de enfermería.
El nombre de la victima 85 fue pintado sobre el mural por el arquitecto Isaac Rasdolsky, durante un emotivo acto que reunió a familiares de los fallecidos en el atentado y que tuvo como únicos oradores a Rasdolsky, al vicepresidente de la AMIA, Ralph Thomas Saiej y a la titular de la Asociación 18J, Olga Degtiar.
El cuerpo de Augusto Daniel Jesús ,que al momento del atentado contaba con 20 años, fue identificado luego de un largo recorrido de más de dos décadas que los hizo terminar en un osario común en el cementerio de La Chacarita, tras haber sido enterrado como NN y permanecer otro tanto en la morgue judicial.
Según relató Degtiar, el camino a la identificación de Augusto se remonta casi un año atrás cuando a partir de un pedido de las distintas querellas de familiares de víctimas y por orden de los fiscales que quedaron a cargo de la UFI-AMIA, integrantes del EFA realizan estudios de ADN a restos de fallecidos en el ataque que permanecían en el cementerio judío de La Tablada.
Pero, Augusto pudo ser identificado por parte de sus viseras que permanecía en la morgue judicial, aunque su documento de identidad apareció como uno de los efectos personales de víctimas del atentado en el primer juicio oral que se realizó en 2002 . (Télam)

Compartir