Complican a acusados

JUICIO POR CRIMEN DE LAS TURISTAS

Al menos seis testigos que declararon ayer en la segunda jornada del juicio por el doble crimen de María José Coni y Marina Menegazzo, las turistas mendocinas asesinadas en febrero mientras estaban de vacaciones en la localidad ecuatoriana de Montañita, complicaron a los dos acusados del caso, informaron fuentes judiciales.
En la segunda jornada del debate hubo varios testimonios que ubicaron a Alberto Segundo Mina Ponce (33) y Aurelio Eduardo Rodríguez (39) en la escena del crimen y uno de los peritos colombianos que realizó la reconstrucción del hecho mostró el archivo fotográfico de los lugares donde estuvieron las víctimas.
Fuentes judiciales informaron que la audiencia comenzó ayer en la Sala Única de la Corte Provincial de Justicia de Santa Elena ubicada en Santa Paula, donde los imputados son juzgados como autor y coautor, respectivamente, de “doble homicidio agravado”, aunque ellos están siguiendo el debate desde la cárcel a través de una videoconferencia.
“Exigimos que cuando los imputados declaren lo hagan en la sala y no a ciento setenta kilómetros de distancia, espero que los jueces entiendan lo importante de esto”, indicó Osiris Sánchez, abogado de las familias de las víctimas.
Entre los testimonios más importantes de la audiencia se destacó el de una mujer que vio a Mina Ponce empujar bultos con un triciclo que le había pedido a un vecino suyo, quien declaró que se lo había prestado.
Una empleada de la comuna de Montañita dijo que un día después de la desaparición de las turistas el acusado le solicitó “fundas de basura”, las cuales finalmente se las entregó la secretaria de la comuna.
Además, la propietaria del bar conocida como “La Abogadita” declaró que Mina Ponce y “El Rojo” contactaron a las chicas el 22 de febrero a la noche y que luego los vio irse a los cuatro caminando. (Télam)

Compartir