Con el primer dia de 2009 entrara en vigencia la ley de “scoring” en la ciudad

Daniel Amoroso, presidente de la Comisión de Tránsito de la Legislatura porteña, aseguró que el objetivo de la norma es preventivo y no recaudatorio. Cada conductor tendrá veinte puntos, que se le descontarán ante las infracciones.
Con el primer minuto del primer día de 2009 entrará en vigencia en la Ciudad de Buenos Aires el nuevo sistema de Registro de Conducir por puntaje o “scoring”, por el cual a cada conductor se le asignarán automáticamente veinte puntos, que se irán descontando cada vez que cometa infracciones, de acuerdo con la gravedad de las mismas.
El nuevo sistema debutará con la mira puesta en los controles de alcoholemia que se llevarán a cabo en la madrugada del jueves 1 de enero en quince puntos de la Ciudad, y a cada conductor que se le detecte un nivel de alcohol en sangre mayor al permitido se le quitará el auto y se le rebajarán 10 puntos de una sola vez.
Este nuevo régimen de “scoring” -que había sido aprobado por la Legislatura de la Ciudad en febrero pasado y que ya rige en otras ciudades del mundo- contempla quitas de puntos para todas las infracciones, y establece que al conductor que pierda todos los puntos se le quite la licencia por un determinado período.

Prevención.
El presidente de la Comisión de Tránsito de la Legislatura porteña, Daniel Amoroso, afirmó que con la entrada en vigencia de esta ley “se busca concientizar a toda la población acerca de que cumpliendo con las normas se va a manejar mejor, se va a ordenar el tránsito y vamos a tener menos accidentes”. “Esta ley no tiene un fin recaudatorio, sino de prevención. En todas las ciudades donde se ha implementado ha funcionado bien y el tránsito ha mejorado. Nosotros ya tenemos el Cuerpo de Agentes de Tránsito para controlar que la ley se cumpla, lo cual es fundamental”, añadió el legislador.
A su vez, el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, el ex juez Guillermo Montenegro, sostuvo que esta norma busca “un cambio de cultura, para que mejore la conducta de quienes manejan y haya menos accidentes de tránsito”.
Este sistema prevé que se quitarán dos puntos en caso de circular sin el cinturón de seguridad, no acatar las indicaciones de la autoridad o circular sin el casco protector (quienes vayan en moto). En tanto, se descontarán 4 puntos por circular con licencia vencida, no cumplir con las condiciones de la licencia (uso de anteojos o lentes de contacto), conducir con licencia de categoría distinta a la correspondiente, conducir con menores en el asiento delantero o girar en lugar prohibido.
También la ley prevé esa misma quita de puntos en caso de obstruir una vía, no ceder el paso a bomberos, ambulancias, policía de servicios públicos o de urgencia y no dar prioridad de paso a los peatones.

Puntaje.
Se reducirán 5 puntos por circular con elementos que permitan evadir los controles de tránsito y/o velocidad, conducir utilizando celular, MP3 o auriculares; circular en sentido contrario, no respetar la prioridad de paso de una bocacalle y/o un indicador de “Pare”; interrumpir el paso de filas escolares, circular por calles a más de 10 km y hasta 20km de la velocidad permitida, y en avenidas, a más de 20 km y hasta 40 km en exceso de la velocidad permitida; cruzar barreras bajas y violar una luz roja identificada.
Por otro lado, se restarán 10 puntos ante la negativa a realizarse un control de alcoholemia, estupefacientes u otras sustancias; circular por calles a más de 20 km de la velocidad permitida y en avenidas, a más de 40 km en exceso de la velocidad permitida.
Finalmente, se descontarán 20 puntos -es decir todo el “crédito que se otorga al comenzar a regir el sistema- por “participar, disputar u organizar competencias de velocidad o destreza en la vía pública (picadas)”.
Cuando un conductor llegue a los 0 puntos, por primera vez se lo inhabilitará para conducir por 30 días, o podrá optar por realizar un curso de educación vial. Cuando eso ocurra por segunda vez, se lo inhabilitará por 180 días y deberá hacer el curso de educación vial; y en caso de que pase por tercera vez, se lo inhabilitará por dos años y además deberá realizar el curso de educación vial. En el caso de que ello ocurra por cuarta vez y sucesivas oportunidades, se lo inhabilitará por cinco años y además deberá realizar el curso de educación vial.

Controles.
Frente a las celebraciones de Año Nuevo, el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño anunció que desplegará 15 controles de alcoholemia en distintos puntos de la ciudad con personal del Cuerpo de Agentes de Tránsito porteño y apoyo de la Policía Federal, y ya regirá el sistema de “scoring”.
En ese marco, se anunció que habrá siete grúas para el acarreo de automóviles de aquellos conductores que no superen el control, es decir, que tengan más alcohol en sangre que los valores permitidos.
En ese sentido, se establece como límite permitido para conducir, en los vehículos particulares 0,5 g/l (gramos de alcohol por litro de sangre; en motos 0,2 g/l (acompañante 0,5 g/l) y en transportes públicos y de carga (colectivos, taxis, remises, camiones y transporte de escolares) 0 g/l.
(NA)