Condenaron al tercer acusado

DOBLE CRIMEN DE LAS TURISTAS MENDOCINAS EN MONTAÑITA

El tercer acusado del doble crimen de las turistas mendocinas María José Coni y Marina Menegazzo, asesinadas en febrero del año pasado en la comuna ecuatoriana de Montañita, fue condenado a 40 años de prisión, lo cual generó incidentes en la sala de audiencias, informaron ayer fuentes judiciales y familiares.
Se trata de José Luis Pérez Castro (31), quien se encontraba detenido desde noviembre y el viernes recibió la sentencia por parte del Tribunal Penal de la Corte Provincial de Santa Elena, que aplicó la pena máxima prevista en el Código Penal ecuatoriano.
Luego de tres días de audiencia y cuatro horas de deliberaciones, se dio a conocer el veredicto en el segundo juicio por este caso, por el cual ya están condenados también a 40 años -desde agosto de 2016- Alberto Segundo Mina Ponce (33) y Aurelio Eduardo “El Rojo” Rodríguez (39).

Familiares.
Apenas uno de los jueces terminó de leer la sentencia, los familiares de Pérez Castro comenzaron a gritar e intentaron agredir a los padres de Coni y de Menegazzo, quienes estaba sentados a unos pocos metros y debieron ser rescatados por la Policía.
“No pudieron terminar de hablar los jueces, apenas uno alcanzó a decir que se lo condenaba a 40 años y ahí se armó todo. Nos sacaron al fiscal, a nosotros y a los jueces mientras el resto de la Policía los tenía a ellos ahí para que no fueran detrás nuestro”, contó a Télam Gladys Steffani, madre de María José.
Acerca de la sentencia, dijo que está “satisfecha” porque “por lo menos hay tres condenados”, pero aclaró que aún falta”, en referencia a que hay otros implicados en el doble crimen.
“No me da alegría esto, a mi ni 40 ni 100 años me devuelven a mi hija ni me devuelven la alegría de mis otros hijos y de toda la familia, pero por lo menos se esta haciendo justicia”, agregó Gladys.

ADN.
Por su parte, Paula Menegazzo, hermana de Marina, sostuvo que tras la sentencia tiene “sentimientos muy raros, una mezcla muy extraña” y explicó que falta juzgar a por lo menos tres personas cuyos ADN se encontraron en la escena del crimen pero aún no fueron identificadas.
Paula, que viajó a Ecuador junto a otros seis familiares de las víctimas, explicó que antes del juicio no tenía “muchas expectativas”, pero luego vio que había pruebas suficientes contra Pérez Castro, de quien también se hallaron restos genéticos donde mataron a las jóvenes.
“Nosotros no queremos que se condene a inocentes, queremos que se condene a los verdaderos culpables”, remarcó la joven, quien explicó que la principal coartada del imputado, que había dicho que al momento de los crímenes se encontraba en el dentista, se cayó cuando el propio odontólogo desmintió que haya concurrido a su consultorio en esa fecha,
En base a esas y otras pruebas, el fiscal César Peña solicitó 40 años de cárcel, mientras que la defensa había reclamado la absolución.

Hallazgo.
Los cuerpos de Marina (21) y María José (22) fueron encontrados envueltos en plástico y con cinta de embalar en una zona de vegetación próxima a las playas de Montañita, a unos 200 kilómetros de Guayaquil, en Ecuador, el jueves 25 y el sábado 27 de febrero de 2016, respectivamente.
Las chicas habían tenido su último contacto telefónico con sus familiares el lunes 22 de febrero de ese año y planeaban regresar a Argentina cuatro días después. (Télam)