Conferencia de la vicepresidenta de la Corte Suprema

Elena Highton de Nolasco sostuvo que el problema más “grave” de la justicia es su “lentitud”. Acerca de la oficina de Violencia Doméstica anticipó que podría ser inaugurada para el mes de septiembre.
La vicepresidenta de la Corte Suprema, Elena Highton de Nolasco, opinó ayer que “al poder se lo debería investigar igualitariamente que a todos los demás casos” y se pronunció a favor del esclarecimiento de “todas las causas” que involucran a funcionarios públicos en actividad. “Al poder se lo debería investigar igualitariamente que a todos los demás, todos tienen el mismo derecho de acceso a la Justicia y todas las víctimas deben ser atendidas. Todos los casos deberían esclarecerse”, dijo la jueza durante una conferencia ofrecida en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales.
Highton se pronunció así ante una consulta sobre el aparente retraso en causas sensibles como las de Skanska y de los autos ingresados con franquicias para diplomáticos, y otras en las que algunos jueces y fiscales pasaron al área política. “No sé si eso quiere decir que los jueces eran políticos y por eso se fueron a la política, o si eran buenos jueces y por eso se los llevaron”, expresó la ministra, pero tras aclarar que “ninguna de esas causas sensibles” está actualmente en la Corte.
De todos modos, consideró “preocupante” que determinados expedientes no registren avances, aunque se apresuró a aclarar que “esta Corte tiene independencia en el sentido de que no ha habido interferencia del poder político”.

Patti.
Highton -quien además desechó como problema la cantidad de miembros que debería tener el tribunal- evitó replicar al ex presidente Néstor Kirchner, que en referencia al procesado subcomisario Luis Patti había dicho que “deberá demostrar que es inocente”, contrariando el principio constitucional que sostiene la presunción de inocencia. “Cada uno se tiene que hacer cargo de lo que dice. El control judicial de los casos no comprende el control judicial de lo que
dice cada político. Los políticos pueden decir cualquier cosa. Yo no me puedo hacer cargo de lo que digan”, evaluó.
Además, la magistrada avaló tácitamente la ley sancionada en la víspera por el Congreso para prorrogar el actual régimen de subrogaciones y adecuar uno nuevo para el futuro. “Es un régimen transitorio. No se puede, en una emergencia judicial, dejar entre un 20 y un 40 por ciento de jueces afuera. Tal vez nunca se debió haber llegado a esto. Veo que (la ley) es una contribución a que el tránsito hacia el nuevo régimen sea lo menos traumático posible”, proclamó.

Lenta.
Además, expresó que la Corte “asumió un nuevo liderazgo en el Poder Judicial. El problema más grave que enfrentamos hoy es la lentitud de la Justicia. Estamos buscando métodos adecuados para agilizarla”.
La ministra también respondió preguntas sobre causas que involucran a menores de edad y destacó la posición del máximo tribunal. “Desde que integro la Corte, el criterio aplicado es darle prioridad a los expedientes que involucran a menores de edad”, enfatizó.
Ante una consulta sobre la implementación de la Oficina de Violencia Doméstica, respondió que “la Corte está interesada en el proyecto, ya que permite un acceso directo a justicia” por parte de los interesados, y anticipó que “se prevé su inauguración para el mes de septiembre del corriente año”. (DyN)