Confirmaron a la fiscal Fein

CONTINUA LA INVESTIGACION POR LA MUERTE DE NISMAN

Un nuevo intento de apartar a la fiscal Viviana Fein de la investigación por la muerte del titular de la UFI-Amia, Alberto Nisman, quedó frustrado luego de que la Cámara del Crimen volviera a rechazar ayer el pedido de los nuevos abogados de Sandra Arroyo Salgado, esta vez con el apoyo del fiscal de cámara Ricardo Saénz.
La Sala VI de la Cámara se escudó en razones formales para el rechazo y consideró “mal concedido” el recurso presentado por la querella contra la negativa de la juez Fabiana Palmaghini de retomar personalmente el manejo de la pesquisa que ella misma delegó en la fiscal Fein.
La semana pasada los nuevos letrados designados por la ex mujer de Nisman, los abogados Juan Pablo Vigliero, Manuel Romero Victorica y Federico Casal, formalizaron el nuevo pedido de apartamiento de la fiscal, basándose en un vago “derecho a la verdad”.
Arroyo Salgado ya recusó sin éxito en tres oportunidades a la fiscal aduciendo que su investigación es sesgada, y sostiene que las muerte de su ex marido el pasado 18 de enero fue un crimen al que calificó de “magnicidio”.
Decenas de pericias criminalísticas y médicas realizadas en los últimos siete meses bajo el mando de Fein no han podido verificar esa teoría y, por el contrario, la mayoría de los expertos del diversos gabinete de la policía científica y el Cuerpo Médico Forense se inclinan a la hipótesis de una muerte autoinflingida.
Fein se encuentra en estos días de licencia por la muerte de su madre, pero fuentes con acceso a la causa aseguran que avanza en la redacción de un dictamen definitivo.

Resolución.
En su resolución, los camaristas Luis María Bunge Campos y Mario Filozof, con la disidencia de su colega Julio Marcelo Lucini, rechazaron el pedido al que consideraron “una reedición con mayores y más elaborados argumentos” a los anteriores con la “novedad sustancial” de que ahora contó con la adhesión de fiscal Sáenz, superior jerárquico de Fein.
Para Bunge Campos, las consideraciones que pueda tener Saenz sobre el rumbo de la investigación, “deben ser planteadas ante los superiores de Fein, en la estructura jerárquica del ministerio público, no mediante la creación pretoriana de un recurso de apelación no contemplado por la ley”.
Consideró que también al entregarle la conducción de la pesquisa, Palmaghini solo se anticipo a la puesta en práctica del nuevo Código Procesal Penal que se implementará el año que viene y que abandonará el actual sistema de que los jueces de instruyen los sumarios dejando esa tarea para los fiscales.
“¿Cómo puede aseverarse sin temor a equivocarnos que apartar al Ministerio Público Fiscal del manejo momentáneo del sumario, impone a la jueza de la instrucción reasumir y con ello se paliarían los agudos reproches que se efectuaron?”, se preguntó Filozof en su voto adverso.
Por su parte, Lucini entendió que “ante la indudable posibilidad entonces de una afectación al debido proceso y al derecho de defensa en juicio, resulta prudente revocar lo decidido para que la señora Juez, se expida atendiendo las cuestiones que tras la audiencia han quedado debidamente delimitadas”. (Télam)