Congelan los precios de electrodomésticos por dos meses

Las principales cadenas de comercialización de electrodomésticos se sumaron ayer al acuerdo de precios anunciado el lunes por los supermercados y la Secretaría de Comercio Interior, por lo que mantendrán los precios de los productos en los valores vigentes al 1 de febrero pasado.
Fuentes oficiales precisaron a Télam que el acuerdo se extenderá por espacio de 60 días y comprende a Falabella, Rodó, Frávega, Garbarino y Musimundo, entre otras. Los productos que forman parte del acuerdo serán detallados por las cadenas a través de solicitadas que saldrán a partir de hoy en los principales diarios del país. Durante el lunes, los supermercados nacionales se comprometieron a mantener los productos sin aumentos hasta el primero de abril próximo, según el acuerdo alcanzado entre la Secretaría de Comercio Interior y la Asociación de Supermercados Unidos (ASU).
El entendimiento alcanzado es válido desde el primero de febrero por un plazo de dos meses y participan los supermercados miembros de la ASU como las cadenas Coto, Wall Mart, Cencosud (que controla Disco-Jumbo y Vea), Carrefour, La Anónima y Libertad, entre otros.
Tras el anuncio, la Secretaría de Comercio Interior instó a los consumidores a comparar los precios de los productos que se comercializan en las principales cadenas del país y denunciar los casos en los que se registren aumentos.
Las denuncias podrán realizarse a la línea 0-800-666-1518, de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor.

Autoservicios y polirrubros.
Por su parte, la Federación de Entidades de Autoservicistas y Polirrubros de Buenos Aires expresaron ayer su decisión de sumarse al convenio de mantenimiento de precios por dos meses que la Secretaría de Comercio Interior acordó con las grandes cadenas nacionales de supermercados."Nuestra institución está de acuerdo y apoya esta decisión surgida por iniciativa de la Secretaría de Comercio", expresó ayer el presidente de la federación, Enrique Eduardo Salvador, mediante un comunicado de prensa.
A pesar de que no hubo una propuesta formal por parte del gobierno, el sector planteó: "Con toda decisión y espíritu de colaboración, nos sumamos a esta iniciativa con la esperanza de que contribuya a los fines buscados de mejorar la capacidad adquisitiva de los consumidores".
La expresó su coincidencia "con estos fines que apuntan a mejorar el poder adquisitivo de los sectores sociales más necesitados". (Télam)