Congreso recobró protagonismo en 2008

Durante el año se discutieron temas como la expropiación de Aerolíneas Argentinas y Austral, la eliminación de la “Tablita de Machinea” y la Ley de Movilidad Jubilatoria, entre las iniciativas más relevantes.
El Congreso de la Nación ocupó durante 2008 un rol fundamental en la política argentina, en general, y del desarrollo del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, en particular, y se apresta a encarar un 2009 que finalizará con los comicios legislativos que implicarán la primera prueba electoral para el Poder Ejecutivo.
En los recintos de sesiones de las Cámaras de Diputados y de Senadores se discutieron leyes claves, como la expropiación de Aerolíneas Argentinas y Austral, la eliminación de la “Tablita de Machinea” y la Ley de Movilidad Jubilatoria, entre las iniciativas más relevantes.
El Congreso también fue protagonista en la crisis que enfrentó al gobierno nacional con un sector de las entidades agropecuarias, y que se definió en una interminable sesión en la que, por el voto del vicepresidente Julio Cobos, el Senado rechazó la Resolución 125 del Ministerio de Economía que otorgaba beneficios a los pequeños y medianos productores.

Oficialismo.
Con abrumadora mayoría en ambas Cámaras, el oficialismo se impuso en todas las votaciones de las leyes clave que el Ejecutivo impulsó durante todo el año.
Durante los primeros meses, se logró sancionar la Ley que creó la Agencia de Seguridad Vial y recibió, en febrero, la visita del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva.
Luego de la votación en el Senado sobre la resolución 125 que resultó adversa para el oficialismo, el Frente para la Victoria retomó la iniciativa parlamentaria.
Así mantuvo una incesante actividad que incluyó la sanción de cuestiones claves como la Derogación del Código de Justicia Militar y la Ley que incluye los trastornos alimentarios dentro
del Programa Médico Obligatorio de las obras sociales y las empresas de medicina prepaga.
También fue sancionada la Ley de Movilidad Jubilatoria que establece dos aumentos obligatorios por año para jubilados y pensionados que serán resueltos por el crecimiento de los salarios.

Economía.
En noviembre, el Ejecutivo obtuvo leyes económicas importantes para el desarrollo del año próximo como son el Presupuesto Nacional, las prórrogas a la Ley de Emergencia Económica, a la Ley del Cheque y al Impuesto sobre el precio de los cigarrillos; y los Impuestos a los Bienes Personales y una reforma en la Ley del Impuesto a las Ganancias.
Otra norma importante para el Ejecutivo fue la que terminó con el sistema de capitalización de las jubilaciones, y por ende con las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones, y estableció como único sistema el de reparto.
Las sesiones se extendieron hasta la doble jornada del 17 y 18 de diciembre, en las que el Congreso aprobó por amplio margen, por los votos del oficialismo, la expropiación de Aerolíneas Argentinas y Austral y la repatriación de capitales.
También fue eliminada del esquema tributario la denominada “tablita de Machinea”, una disposición que fijaba reducciones en las deducciones que se podían instrumentar en el impuesto a las ganancias en sueldos superiores a 7.000 pesos mensuales de promedio impuesta por el ministro de Economía del gobierno de la Alianza, José Luis Machinea.

Temas pendientes.
Tras el receso de las fiestas y de la feria de enero, el Congreso volverá a la actividad en febrero con el llamado a sesiones extraordinarias a las que convocará el Poder Ejecutivo.
Hasta ahora, el único tema que asoma en el horizonte legislativo es una reforma judicial para abreviar los juicios por delitos de lesa humanidad, provocada por la orden de la Sala 2 de la Cámara de Casación Penal de liberar a algunos genocidas de la última dictadura militar con el argumento de que permanecieron más de dos años encarcelados sin sentencia firme.
De todos modos, se anticipa un año con menos sesiones debido a los comicios nacionales de octubre.
Para entonces, Diputados deberá renovar la mitad de sus integrantes, en tanto que el Senado tendrá que hacer lo mismo con un tercio de sus legisladores: los representantes de las provincias de Catamarca, Corrientes, La Pampa, Córdoba, Santa Fe, Chubut, Tucumán y Mendoza. (Télam).