Continúa cayendo el empleo en la construcción

El empleo formal en la industria de la construcción verificó en julio una caída de 14,1 por ciento respecto de igual mes del año anterior, según un informe difundido ayer por el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC).
Así, el promedio de trabajo formal en los primeros siete meses del año tuvo una retracción de 10,8 por ciento en relación al mismo lapso del año anterior.
El informe precisó que en julio se registraron 365.473 puestos de trabajo formales en el sector de la construcción, lo que implica “una baja marginal del 0,1 por ciento” frente a junio último.
Por su parte, puntualizó que el indicador de tamaño de empresa evidenció “un nivel de 12,6 puestos de trabajo por firma constructora durante julio, marcando así una merma del 0,2 por ciento en relación al mes anterior”.
El relevamiento arrojó que “en 12 distritos del país se verificó un aumento en la cantidad de puestos de trabajo registrados en relación al mes de junio”.
“El mayor impulso se presentó en la región Centro, que con la recuperación del interior de la Provincia de Buenos Aires y de la Provincia de Santa Fe, expandió su volumen de ocupación un 0,6 por ciento mensual”, señaló.

Regiones más afectadas.
El estudio destacó que “las regiones más afectadas por el deterioro de la actividad sectorial desde el mes de octubre de 2015 son el NEA y Cuyo, donde el promedio de ocupación durante julio de 2016 fue un 27,8 por ciento y un 19,6 por ciento más bajo que en dicho mes, respectivamente”.
Según el informe, el salario promedio percibido en julio por los trabajadores registrados en la industria de la Construcción fue de 11.960 pesos, monto que representa un alza del 26,6 por ciento respecto al mismo mes de 2015.
“La cantidad de trabajadores del sector que durante los primeros siete meses de 2016 percibieron remuneraciones superiores a los 16.000 pesos mensuales, fue un 64,3 por ciento mayor a la de igual período de 2015, mientras que el número de obreros que recibieron más de 10.000 pesos se incrementó un 43 por ciento en igual lapso”, detalló.
De acuerdo con el sondeo, los mayores incrementos interanuales en las remuneraciones de los obreros de la construcción en julio se verificaron en Chaco (50,5 por ciento) y Formosa (39,2 por ciento), seguidas por La Rioja (46,5 por ciento) y Catamarca (33,6 por ciento). (DyN)

Compartir