Continúa la búsqueda

Dos aviones “Hércules” C-130 se sumaron al operativo de búsqueda de los cuatro argentinos que naufragaron a bordo del velero Tunante II, frente a las costas brasileñas de Río Grande Do Sul a fin de agosto pasado.
La Armada informó que un avión C-130 de la Fuerza Aérea Uruguaya realizó el sábado un vuelo de exploración en el área de búsqueda a 300 millas náuticas (540 kilómetros) al este de Uruguay, y hoy hizo lo propio una aeronave similar de la aeronáutica militar argentina.
Ambos vuelos fueron programados en colaboración con la corbeta “Drummond” que se encuentra en el área de búsqueda desde el domingo 21 de septiembre, precisó la Armada.
“La Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate Marítimo de Puerto Belgrano, luego de 32 días de búsqueda ininterrumpida, actualmente mantiene el control operativo de la corbeta ‘Drummond’ y la coordinación de los vuelos de exploración, en comunicación permanente con los familiares de los tripulantes”, remarcó la Armada a través de un comunicado.
Por su parte, la Fuerza Aérea Argentina confirmó que un avión “Hércules” C-130 despegó ayer a la mañana desde la base I Brigada Aérea “El Palomar”.
Este vuelo de exploración se hizo “en el área denominada “VOR Carrasco Uruguay”, sobre 300 millas náuticas 090°”, indicó un parte de prensa de la aviación militar.
Alejandro Vernero, de 62 años; Jorge Benozzi, de la misma edad; su yerno Mauro Capuccio, de 35; y Horacio Morales, de 62, apodado “El mono”, partieron el 22 de agosto desde el puerto bonaerense de San Fernando con destino a Río de Janeiro y quedaron a la deriva desde el 26 del mismo mes, cuando fueron sorprendidos por un temporal. (DyN)