Controlan fuego en Río Negro

EL SINIESTRO AFECTO UNAS 60.000 HECTAREAS

El incendio desatado la noche del jueves en el balneario rionegrino de Playas Doradas fue controlado y la “villa está retomando su actividad turística normal”, informó ayer Renzo Tamburini, intendente de Sierra Grande, localidad ubicada a 25 kilómetros de los focos principales del siniestro que afectó unas 60.000 hectáreas.
“El combate contra las llamas no mermó durante toda la noche y hoy (ayer) amaneció sin ningún foco prendido”, informó el jefe comunal y precisó que igualmente hay tres aviones, dos hidrantes y uno de reconocimiento, “que están sobrevolando la zona para tomar contacto visual con cualquier llama que pudiera surgir”.
“La villa está retomando su temporada normal de verano y se normalizó el acceso a la playa”, destacó en declaraciones al canal TN.
Tamburini resaltó que “no hubo que sufrir ninguna víctima mortal ni intoxicado grave” por el incendio que, según comentó, “afectó unos 60.000 hectáreas”, pero sí provocó importantes daños en varios establecimientos de producción ganadera lanar y la destrucción total de un emprendimiento de olivicultura.

Investigación.
El intendente indicó que la policía va a investigar cómo se inició el siniestro y que por ahora barajan algunas hipótesis como un fuego mal apagado de un asado o una colilla de cigarrillo.
Las llamas, que llegaron a tener más de diez metros de altura, fueron apagadas con el sistema de zanjas contra fuegos cuando estaban a 15 kilómetros del casco urbano de Sierra Grande.
Momentos de tensión se vivieron la noche del jueves y las primeras horas del viernes, cuando los bomberos y policías dispusieron la evacuación total de la villa marítima Playas Doradas porque se temían que el incendio podía alcanzar a Sierra Grande.
El éxodo de unas 12 mil personas se produjo en forma ordenada, en una larga caravana de vehículos por la ruta provincial 5, y los turistas evacuados pasaron las horas de la madrugada y gran parte del viernes en alojamientos provisorios y en el polideportivo municipal.
En la noche del viernes, cuando el fuego ya no amenazaba al balneario, muchos de los veraneantes volvieron a la villa de la playa, aunque el lugar carecía de suministro eléctrico que recién fue normalizado ayer por la mañana.
La ciudad de Sierra Grande se encuentra 350 kilómetros al sur de Viedma, sobre la ruta nacional tres, casi en el límite interprovincial con Chubut.

Medidas.
El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, anunció ayer medidas económicas para resarcir el turismo y la agricultura de la zona de Sierra Grande.
El mandatario declarará mañana la Emergencia Económica y Climatológica de la zona por seis meses, e invertirá 500 mil pesos en publicidad para reposicionar Playas Doradas y Sierra Grande como destino turístico.
En conferencia de prensa, Weretilneck señaló que “incendios como” este “suceden cinco o seis por día en la Provincia” y que “muchas veces, el sofocar el incendio tiene que ver con el factor
climático, la suerte que se pueda tener en la lucha y con la coordinación”, aunque reconoció que en esta ocasión “muchas cosas jugaron en contra”.
El gobernador, a su vez, afirmó que “lo peor ya ha pasado” al destacar que “las condiciones” del clima “son totalmente distintas y positivas”.

Emergencia.
En cuanto a la declaración de emergencia económica, el gobernador afín al massismo aseguró que traerá “como consecuencia la suspensión del cobro por parte de la Provincia del Impuesto
Inmobiliario y del Impuesto de Ingresos Brutos a todos los prestadores y residentes de la villa, como una medida fiscal de apoyo a la actividad turística”. (Télam)