Corte declaró “inadmisible” otra decisión de Griesa

CONTRA FONDOS BUITRE

El Tribunal de Apelaciones de Nueva York volvió a revertir ayer una decisión del juez Thomas Griesa en el caso de la deuda argentina, rechazando una ampliación de su fallo a favor de fondos especulativos a nuevos querellantes que reclaman el pago total de bonos en default.
El fallo del tribunal de tres jueces afirma que Griesa “violó el requerimiento de comprobabilidad” respecto de los derechos de unos demandantes de sumarse mediante una “acción colectiva” a la sentencia en favor de los fondos NML Capital y Aurelius por 1.600 millones de dólares de deuda en default desde 2001.
“Acordamos y sostenemos que la referencia de criterio objetivo de una acción colectiva es insuficiente para establecer un colectivo identificable y administrativamente viable”, señalaron los magistrados, en referencia al fallo del 6 de junio de Griesa a favor de nuevas demandas por 5.200 millones de dólares de tenedores de títulos argentinos impagos.
El tribunal ordenó a Griesa efectuar audiencias para aclarar quiénes y desde cuándo tienen los bonos en default, ya que algunos demandantes fueron aceptados por Griesa en el caso a pesar de haberse desprendido de esos títulos en el mercado financiero.
Para el panel, Griesa se equivocó al ampliar los derechos de una serie de bonos a todos los que los hayan tenido en algún momento, en lugar de sólo a quienes hayan conservado esos títulos de manera permanente.
Es el segundo fallo a favor de Argentina por esta cuestión en poco más de un mes en el tribunal de apelaciones, ya que el pasado 10 de agosto esa instancia revirtió la misma decisión de Griesa que autorizaba a otro grupo de nuevos querellantes a reclamar por el pago total de bonos en default.
Además, el pasado 31 de agosto la misma corte de segunda instancia rechazó otra orden del juez para embargar activos del Banco Central argentino, siguiendo un pedido de los fondos especulativos.
Argentina reestructuró su deuda en default en dos canjes en 2005 y 2010. El 93% de sus acreedores aceptaron esas ofertas de reembolso parcial con importantes quitas, pero el 7% restante la rechazó, reclamando el reembolso de la totalidad de lo adeudado más intereses.
(NA)