Crece la crisis en el kirchnerismo

Los seis diputados del Movimiento Evita se separaron del Frente para la Victoria y formaron una nueva bancada por diferencias que mantienen con el FPV sobre la actitud que se debe asumir ante la corrupción, con lo cual abrieron una nueva crisis en el seno del kirchnerismo que ya perdió 28 legisladores.
Los seis diputados del Movimiento Evita que conformarán el bloque “Peronismo para la Victoria” son Leonardo Grosso, Andrés Guzmán, Lucila De Ponti, Remo Carlotto, Araceli Ferreyra y Silvia Horne.
El anuncio fue formulado en una conferencia de prensa que ofrecieron en el despacho de Grosso, en cuyo transcurso reafirmaron su defensa de los derechos obtenidos en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, pero cuestionaron “la falta de autocritica” ante la derrota.
Grosso señaló que adoptaron esa decisión porque “tenemos diferencias políticas” con sus ex pares del FPV y dijo que “no se puede tener medias tintas sobre los casos de corrupción”, en relación a la situación de Julio de Vido, Lázaro Baez, y José López, detenido cuando quiso enterrar 9 millones de dólares en un convento.
“No podemos dejar que la corrupción ensucie la única herramienta que tienen los trabajadores para conquistar derechos que la política”, agregó.
Al ser consultado sobre los motivos por los cuales no estuvieron presentes en la sesión donde se aprobó un proyecto para autorizar al juez a allanar el domicilio de De Vido, Grosso dijo que “no se justificaba la aprobación de ese proyecto que proponía Cambiemos”. (Télam)

Compartir