Crece la interna en la CGT

CONFIRMARON EL PLENARIO DE SECRETARIOS GENERALES

El triunvirato de la CGT que integran Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, formalizó ayer la convocatoria al plenario de secretarios generales de todos los sindicatos de la central obrera que se realizará el próximo miércoles, en medio de tensiones entre los sectores dialoguistas y los intransigentes.
El plenario se desarrollará desde las 9.00 en el Teatro Empire, perteneciente al sindicato La Fraternidad, ubicado en Hipólito Yrigoyen al 1900, en el barrio porteño de Monserrat.
“El orden del día establecido tendrá como único tema el análisis de la situación social, laboral y política por la que atraviesa nuestro país. Estrategia de la CGT para lograr respuestas a la agenda de reclamos”, sostuvo el triunvirato en el documento con el que llamó al encuentro.
La convocatoria llevó algo de certidumbre ya que existían dudas acerca de si finalmente se iba a realizar este plenario para que los dirigentes de la entidad de Azopardo definan la postura que deberá seguir la CGT en lo que queda del mandato del presidente Mauricio Macri, es decir si apuesta al diálogo con el Gobierno o se endurece poniendo en marcha un plan de protestas.
El tema es que la tensión entre los “moderados” y los “combativos” generó un interrogantes sobre si al final se iba a realizar el encuentro, que promete ser áspero en caso de que asistan los segundos.
Sucede que los dirigentes cegetistas más opositores al Gobierno que integran el bando de los “duros” (Camioneros, Corriente Federal, Smata, Canillitas, pilotos de APLA, entre otros) en los días previos pusieron en duda su participación en el plenario y hasta la realización del mismo, mientras que tras la confirmación de la convocatoria seguían sin definir su presencia.
En caso de que no asistan quedaría prácticamente confirmada la fractura de Hugo y Pablo Moyano con el resto de la conducción de la CGT.
Estos gremios encolumnados con los Moyano se reunieron dos veces en las últimas semanas en la sede de APLA y en esos encuentros criticaron duro al triunvirato y al resto de la conducción cegetista, en la que predominan los sectores dialoguistas como los “gordos” y los “independientes” de los grandes gremios.

Plan de lucha.
Los “duros”, que en esas reuniones se autodefinieron como “los disidentes de la CGT”, lanzaron una serie de reclamos al Gobierno, mientras que a la conducción de la central le pidieron que retome el proceso de elecciones para suceder al triunvirato, que los “gordos” e “independientes” bloquearon luego de que Pablo Moyano amenazara con presentar su propia lista junto al bancario Sergio Palazzo.
Estos sectores que pretenden un “plan de lucha” vienen amenazando con romper con la conducción de la CGT y para eso los Moyano vienen recostándose en la denominada Multisectorial 21-F que integran junto a otras organizaciones gremiales que no pertenecen a la CGT, como las dos CTA.
En caso de que se produzca la ruptura, Hugo y Pablo Moyano formarán una central disidente en torno a la 21-F y profundizarán las protestas callejeras actuando bajo esa estructura.
Por su parte, el líder de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia, confirmó que su sindicato y los demás que integran el grupo del MASA, no asistirán al plenario. (NA)