Criminalistas entregan el informe a Fein

Cinco de los seis criminalistas que analizaron la mecánica de la muerte del fiscal Alberto Nisman concluyeron que se encontraba de pie, parado frente al espejo y solo en el baño de su departamento cuando el 18 de enero pasado recibió el balazo en la cabeza que le quitó la vida.
Así lo dejarán asentado en el informe final que hoy entregarán a la fiscal Viviana Fein, que conduce la investigación, y en el que en ningún momento se menciona la palabra “suicidio” pese a que esa sea la hipótesis que surge más claramente de sus pericias.
Por el contrario, en un despacho por separado, el ex jefe de la Policía Bonaerense, Daniel Salcedo, designado como perito por la ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, fijará una postura diferenciada acorde con la hipótesis de un homicidio.
Según sus conclusiones, el fiscal de la causa Amia estaba con una rodilla apoyada en el suelo y con la mano de una tercera persona sobre la suya “colaborando” para gatillar el arma de la cual salió el disparo que le produjo la muerte.
El informe será presentado a Fein luego de que los criminalistas se reúnan a partir de las 8 para terminar de pulir y firmar el escrito en la sede de Azopardo de la Policía Federal (PFA).
En ese lugar funciona la División Homicidios de la PFA, cuyo expertos actuaron en representación de la Fiscalía que investiga cómo murió el ex titular de la UFI-AMIA cuyo cuerpo fue encontrado el 18 de enero por la noche en el baño de su departamento de Puerto Madero. (Télam)