Cristina apeló procesamiento

DEFENSA DE LA EX MANDATARIA CRITICO FALLO DE BONADIO

La defensa de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner tachó ayer de “político” y sin “fundamentos serios probatorios y jurídicos” el procesamiento dictado en su contra por la operatoria de venta de dólar futuro en el último tramo de su Gobierno, al presentar su apelación al fallo del juez federal Claudio Bonadio.
“Se trata de un acto írrito”, resaltó el abogado de la ex mandataria, Carlos Beraldi, en la apelación presentada ante Bonadio contra su fallo, que será revisado por la Cámara Federal porteña.
En el escrito de ocho carillas, el abogado sostuvo que “salta a la vista la manifiesta ausencia de fundamentos serios probatorios y jurídicos que justifiquen” el procesamiento contra la ex presidenta.
“Se efectúan consideraciones de naturaleza exclusivamente política, en particular sobre los pormenores de la política económica en materia cambiaria adoptada por el anterior gobierno, que resultan totalmente impropias de una resolución judicial”, agregó.
Y además argumentó que el delito por el cual se dictó el procesamiento” se inscribe en la maniobra de carácter delictivo que es objeto de investigación en la causa 4211/16 del Juzgado 12″ a cargo del juez federal Sergio Torres.
Este magistrado tiene a su cargo una denuncia presentada por diputados del Frente para la Victoria contra Bonadio y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger por el supuesto pago de contratos de dólar a futuro con el precio surgido de la devaluación posterior.
En el caso de Bonadio, se lo denunció por supuesto “prevaricato” por haber citado a declaración indagatoria a la ex presidenta y convalidado así que se continúe concretando delito.

Críticas.
Por ello Beraldi sostuvo que el procesamiento de la ex presidenta “se trata de un acto írrito”.
Además, aludió a la “violación del principio de inocencia mediante la presunción ilegítima de dolo en la cabeza” de la ex presidenta.
La defensa criticó además que en el procesamiento, Bonadio ignoró la declaración en la causa como testigo del gerente general del Mercado a Término de Rosario S.A. (Rofex), Diego Germán Fernández, quien “dio cuenta de que Mario Quintana fue uno de los funcionarios del actual gobierno que decidió el precio que se iba cobrar por esas operaciones”.
“Cabe mencionar que, según dieron a conocer diversas fuentes periodísticas, Quintana fue director y CEO de entidades que celebraron contratos de dólar futuro, beneficiándose con la operatoria”, concluyó.
La apelación será elevada a la Cámara Federal junto a las presentaciones de los demás procesados en la causa a partir del jueves próximo, cuando finalice el plazo para cuestionar el fallo dictado el viernes pasado.
Bonadio procesó a la ex presidenta por el delito de “administración infiel en perjuicio de la administración pública” y la embargó por 15 millones de pesos. (Télam)